sábado 21.09.2019

La Xunta promueve una ley para los usos lúdicos de las aguas termales

La norma  pretende regular un sector en el que Galicia es la segunda potencia europea 
El Consello de la Xunta celebró ayer su reunión semanal, donde dio luz verde a varios acuerdos

El Consello de la Xunta aprobó ayer el borrador de un proyecto de ley de aprovechamiento lúdico de las aguas termales en Galicia, el primer texto de este estilo que se presenta en una comunidad en España.

Así lo anunció el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, después de la reunión semanal con su gabinete, y explicó que esta medida sirve para completar la ley de balnearios vigente desde 1985 y regirá las condiciones para un “aprovechamiento ordenado y sostenible” de las aguas termales con usos recreativos y no medicinales.

Comienza de esta forma el trámite parlamentario de una norma que pretende regular un sector en el que Galicia es la segunda potencia europea, y que supone un “recurso estratégico” para fomentar el turismo en muchos lugares del territorio, además de estar ligado a la cultura y al patrimonio.

En su intervención, Feijóo destacó que Galicia cuenta con varios programas para desarrollar y potenciar esta actividad, que ahora se ven complementadas con una ley para “promover el desarrollo económico, social y también lúdico” del termalismo.

En Galicia, detalló el titular de la Xunta, existen 300 captaciones de aguas mineromedicinales, 21 balnearios –7 distinguidos con la Q de calidad turística– y 5 talasos, que suman un total de 3.000 plazas hoteleras.

 

Objetivos

Así pues, la nueva ley parte con cuatro objetivos fundamentales como son garantizar la higiene en todos los aprovechamientos termales, evitar que se reduzca el caudal de los mismos o que se degraden, proteger su integridad y fomentar la actividad económica y social en la zona.

Este texto, aseguró Feijóo, “regula lo que no se estaba regulando” y concreta los márgenes de actuación tanto en las propiedades públicas como privadas, estableciendo plazos para las concesiones y determinados criterios a cumplir, que, en el caso de las instalaciones ya existentes, deberán adoptar en un período de un año desde la entrada en vigor de la ley.

Asimismo, Feijóo avanzó alguna de las líneas maestras de la futura estrategia gallega de economía circular, que prevé que esté vigente hasta 2030, y que trabaja por un “desarrollo sostenible” que compagine el crecimiento con el cierre del ciclo de uso de la energía y los materiales. Con este programa, la Xunta quiere “convertir a Galicia en un referente en el proceso del cambio del modelo de consumo” para poder “mantener el valor de los productos durante el mayor tiempo posible”.

Por otro lado, el Consello autorizó la firma de un convenio de colaboración para apoyar la puesta en marcha de un espacio cultural y formativo del medio rural sobre las labores del campo y la mecanización agraria en el auditorio del recinto ferial Semana Verde de Galicia, en el municipio pontevedrés de Silleda.

Consistirá en un espacio museístico que pretende dar a conocer toda la historia de la mecanización del campo en Galicia, donde escolares, investigadores y la sociedad en general podrán ver la evolución y el desarrollo del rural gallego a través de la mecanización del sector primario.

La Consellería de Medio Rural aportará más de 145.000 euros para las obras, tales como construcción de una cueva del paleolítico y de un castro celta, además de tótems y gráficas.

Por otra parte, la Consellería de Cultura aportará 80.000 euros para la ampliación del Museo Arqueológico Municipal de Quiroga, como refuerzo del geoparque mundial de la Unesco Montañas de O Courel.

Comentarios