lunes 23.09.2019

Johnson acusa a los conservadores rebeldes de minar su negociación

El primer ministro británico confía en convencer a Bruselas de sus condiciones para el Brexit
Los “anti-Brexit” bloquearon el tráfi co en las calles de Londres con varias protestas | VICKIE FLORES (EFE)

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, acusó ayer a sus compañeros de partido que amenazan con rebelarse en el Parlamento contra de un Brexit sin acuerdo de estar minando su negociación ante la Unión Europea (UE).
“Lo único que podría socavar la capacidad de negociación del Reino Unido sería que Bruselas piense que hay alguna posibilidad de que el referéndum pueda cancelarse y el Brexit pueda bloquearse”, señaló Johnson en una entrevista con el diario “The Sunday Times”.


El primer ministro confía en convencer a Bruselas de retirar del acuerdo de salida la polémica salvaguarda para asegurar que no hay una frontera en Irlanda del Norte tras la salida del Reino Unido de la UE, aunque los 27 socios comunitarios restantes se han mantenido hasta ahora inflexible en ese punto.

Si no ha logrado renegociar el acuerdo el 31 de octubre, la fecha límite para materializar el Brexit, Johnson asegura que romperá igualmente los lazos con la UE, un escenario que puede tener consecuencias económicas negativas tanto para el Reino Unido como para el bloque europeo.

Bloqueo
Ante la posibilidad de que parte de sus diputados voten en el Parlamento a favor de bloquear una salida sin acuerdo, Johnson les advirtió de que estarían posicionando en contra del mandato popular para abandonar la UE que salió el referéndum de junio de 2016. “Le digo a todo el mundo en este país, incluidos todos los del Parlamento, la decisión principal es esta: ¿Os vais a alinear con Jeremy Corbyn (líder laborista) y aquellos que quieren cancelar el referéndum?”, declaró el primer ministro.


“The Sunday Times” revela que Johnson está valorando expulsar del grupo parlamentario conservador a aquellos diputados que rompan la disciplina de partido. El diario indica asimismo que un grupo de unos 20 parlamentarios “tories” (conservadores), la mayoría de ellos antiguos altos cargos, analizan planes para distanciarse del partido si se les obliga a defender un Brexit no negociado.

El exministro de Economía Philip Hammond, el antiguo titular de Justicia David Gauke y el exministro de Empresas Greg Clark están entre los posibles rebeles, según el rotativo británico.

“Asombrosamente hipócrita”
Hammond consideró en un mensaje en Twitter que sería “asombrosamente hipócrita” que el primer ministro expulsara a quienes rompan la disciplina de partido, dado que ocho miembros del actual gabinete se rebelaron meses atrás cuando la ex primera ministra Theresa May trataba de aprobar el acuerdo de salida en el Parlamento.


“Quiero cumplir nuestro programa electoral de 2017, que prometía una salida suave y ordenada, y una relación profunda y especial con la Unión Europea. No un ‘no acuerdo’ antidemocrático”, indicó el exministro.


La Cámara de los Comunes reabrirá sus puertas mañana tras el receso veraniego y los diputados contarán entonces con unas pocas sesiones para tratar de legislar en contra de una salida “dura”.


Durante la segunda semana de este mes de septiembre, el Parlamento volverá a suspenderse, según ordenó Johnson, hasta el 14 de octubre, una decisión que es vista por la oposición como una maniobra para dificultar que las cámaras frenen los planes del primer ministro.

Johnson acusa a los conservadores rebeldes de minar su negociación
Comentarios