martes 22.10.2019

May afina su estrategia para el Brexit ante la creciente fractura de los tories

El ministro de Justicia advirtió ayer a su líder de que el Parlamento quiere una “salida suave”.

Theresa May defiende su postura sobre el Brexit ante la Cámara de los Comunes | aec

La primera ministra británica, Theresa May, afinaba ayer su estrategia para otra semana clave en el Parlamento, en medio de crecientes fisuras entre los conservadores, algunos de los cuales se posicionan ya para sucederla.


Fuentes de Downing Street confirmaron ayer que la líder toryse plantea someter a votación por cuarta vez, tras tres derrotas previas, su acuerdo de Brexit, mientras que los diputados debatirán mañana por su parte vías alternativas.


En declaraciones al Programa de Andrew Marr de la BBC, el ministro de Justicia, David Gauke, advirtió ayer a su jefa de que “no hay opciones ideales” y “no sería sostenible” ignorar la voluntad de la Cámara de los Comunes, que en general se decanta hacia una salida suave de la Unión Europea.
May declaró con anterioridad que ella no apoyaría, por ejemplo, la opción de mantener al Reino Unido en una unión aduanera con el bloque, aunque fuera la preferida de los parlamentarios, pues incumpliría el manifiesto conservador.

Gauke argumentó ayer que él tampoco quiere esa unión, pero recordó que su partido, que gobierna en minoría, en este momento “no tiene los votos necesarios para que la posición de su manifiesto sea aprobada” en los Cámara de los Comunes.

Evitar un desenlace peor
“Estamos en un clima en que no se trata de ir por tu primera opción”, declaró, y apuntó que decantarse por la segunda o la tercera preferencia puede “evitar un desenlace peor”.

Los Comunes no lograron llegaron a un consenso cuando el miércoles se pronunciaron por primera vez sobre ocho vías distintas al plan del Gobierno, todas las cuales fueron rechazadas, aunque las más respaldadas fueron celebrar un referéndum para ratificar un pacto y negociar con la UE una unión aduanera.

Amenazas de dimisión
May deberá sopesar cómo responde a la segunda ronda de votos indicativos que se celebrará hoy, pues la mitad de sus ministros amenaza con dimitir si el país sale del bloque abruptamente y otros tantos lo harían si acepta la unión aduanera.


Una decena de ministros brexiters suscribieron una carta con unos 170 diputados conservadores en la que apremian a la primera ministra a dejar el bloque como máximo el 22 de mayo con o sin acuerdo, informó ayer la prensa británica.


Junto con la posible implosión de su Gobierno, May afrontó ayer además serias advertencias contra anticipar las elecciones.

El ex primer ministro conservador John Major alertó de que, con tantas divisiones, “ahora no es momento” de pasar por las urnas, mientras que los tories que quieren romper con la UE solo autorizarían nuevos comicios (para lo que se necesita el apoyo de dos tercios de la cámara) si May cede el paso a otro líder.


La dirigente, que en 2017 perdió la mayoría absoluta en unos comicios adelantados, se ofreció a dimitir si los diputados apoyaban su pacto el viernes.

May afina su estrategia para el Brexit ante la creciente fractura de los tories
Comentarios