Miércoles 22.05.2019

El Parlamento británico da luz verde a que el acuerdo se vuelva a votar hoy

El Partido Laborista avanza que no apoyará la propuesta aunque no se descarta el voto rebelde

Los partidarios del Brexit protestan ante las casas del Parlamento | will oliver (efe)

El presidente del Parlamento británico, John Bercow, dio ayer luz verde a que el Gobierno someta hoy a votación por tercera vez el tratado de salida de la Unión Europea (UE) acordado con Bruselas.

La nueva moción que presentó el Ejecutivo ante la Cámara de los Comunes cubre solo los términos del acuerdo de salida, y no la declaración política sobre la relación que lo acompaña, por lo que Bercow considera que la votación es distinta a las dos anteriores y permitirá que se lleve a cabo.

En enero y en marzo se sometió a votación el tratado y los documentos que lleva asociados, que fueron rechazados por una amplia mayoría en ambas ocasiones.

Aprobar solo el acuerdo, que detalla los términos del divorcio, evitaría previsiblemente que el Reino Unido se vea abocado a un Brexit no negociado el 12 de abril y retrasaría la fecha de salida hasta el 22 de mayo, tal como establecieron los líderes comunitarios en la última cumbre europea.

En ese plazo, el Parlamento británico debería todavía ratificar el paquete completo de documentos, que incluye la declaración política. Se trata de un texto que no es legalmente vinculante y en el que se establecen las líneas básicas del tipo de relación que ambas partes esperan forjar tras la ruptura.

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, no tiene todavía una mayoría garantizada para que se apruebe el acuerdo.

En un último intento por sumar apoyos entre el ala euroescéptica de su formación, ofreció el miércoles dimitir antes de que comience la próxima fase de las negociaciones con Brusela.

Un grupo de “tories” euroescépticos aún no se mostró a favor de aprobar el texto y el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), cuyos votos son claves para que May tenga mayoría, recalcó el miércoles que continúa oponiéndose.

Si la primera ministra no recaba esos apoyos en las próximas horas, debería contar con un número suficiente de diputados laboristas rebeldes que apoyen el acuerdo para lograr que su propuesta salga adelante. 

Mientras, el portavoz laborista del Brexit, Keir Starmer, adelantó ayer que su formación no respaldará hoy el acuerdo. Starmer criticó en la red social Twitter esta estrategia, ideada también para que el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow.

Cuatro razones
El portavoz expuso cuatro “razones claves” por las que, a su juicio, no se pueden separar el acuerdo de salida y la declaración política, que establece, aunque de forma no legalmente vinculante, la futura relación entre ambos bloques.

En primer lugar, detalló Starmer, “el Artículo 50 –del Tratado de Lisboa– indica de forma explícita que la UE y un Estado miembro deben negociar un acuerdo “que establezca las disposiciones para su retirada, teniendo en cuenta el marco para su futura relación con la UE’”.

El laborista sacó a colación también la carta conjunta que firmaron el pasado 14 de enero el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el del Consejo Europeo, Donald Tusk, en la que señalaron que ambos textos, aunque sean de “naturaleza distinta”, forman parte del “mismo paquete de negociaciones”.

El mismo paquete
Recordó que ese mismo día May ratificó las palabras de los líderes europeos, al afirmar que “el vínculo entre ambos documentos significa que los compromisos de uno no pueden ser cubiertos sin los compromisos del otro. La UE ha dejado claro que forman parte del mismo paquete”.

Starmer puntualizó que, si el acuerdo se ratifica “sin un plan creíble de qué pasará después” y siempre y cuando la “premier” cumpliera su promesa de dimitir si se aprueba el tratado, entonces “el futuro del Brexit estará determinado por el resultado de la contienda tory para elegir un nuevo líder”.

Por todo ello, concluyó, “lo que está haciendo el Gobierno no va en el interés nacional” y reiteró que el Partido Laborista no lo apoyará. Sin embargo, aunque esa sea la postura oficial de la formación liderada por Jeremy Corbyn, cabría la posibilidad de que un número de diputados laboristas rebeldes se decantara por votar a favor de la moción.

El Parlamento británico da luz verde a que el acuerdo se vuelva a votar hoy
Comentarios