martes 11/8/20

El 53% de los adultos españoles están por encima de su peso recomendado

Reclaman que la obesidad sea considerada como una enfermedad crónica, tal y como la cataloga la OMS
La lista de espera para la cirugía bariátrica es de más de un año, con 11.000 pacientes | EDUARDO PARRA (EP)

La obesidad y el sobrepeso se perfilan como las nuevas epidemias del siglo XXI, patologías que afectan en España al 53% de las personas mayores de 18 años y cuya incidencia se ha duplicado en 20 años, a pesar de lo cual siguen sin ser consideradas como enfermedades.

Así lo constata el “Estudio sobre la obesidad en España y sus consecuencias”, elaborado por la Fundación Gaspar Casal, que reclama la necesidad de que la obesidad sea considerada como una enfermedad crónica.

Así la cataloga la Organización Mundial de la Salud (OMS), que la considera además una pandemia, con más de 650 millones de personas afectadas en el mundo, lo que supone el 13% de la población mundial.

En España, más del 37% de los mayores de 18 años y el 18% de los menores presentan sobrepeso, mientras que el 17,4% y el 10%, respectivamente, presentan obesidad. Y la tendencia, según este estudio, continúa al alza.

Una de las consecuencias de que la obesidad no sea considerada oficialmente como una enfermedad en España es que son los propios afectados los que tienen que asumir el coste de los tratamientos, que supera los 280 euros mensuales, y la lista de espera para la cirugía bariátrica es de más de un año, con 11.000 pacientes en lista de espera.

Así lo explicó Alicia Corduras, investigadora asociada de la Fundación Gaspar Casal y una de las autoras del estudio, que abogó por la creación de equipos multidisciplinares en Atención Primaria que deriven al paciente a la especializada cuando sea necesario.

Otra de las propuestas del trabajo es la atención grupal de estos pacientes, algo que favorece la motivación de los afectados, coordinados por endocrinos, nutricionistas y psicólogos.

Este modelo solo ha sido implantado en Castilla y León, pero, en general, la atención grupal no existe en el sistema sanitario español, al que considera que le falta una estrategia consensuada. La importancia de declarar la obesidad una enfermedad crónica se fundamenta también en la gran cantidad de comorbilidades y patologías asociadas que trae consigo. Entre los años 2014 y 1017 y ligado al aumento de los casos de obesidad y sobrepeso, se ha registrado también un aumento del 14% de los diagnósticos de diabetes. Otras enfermedades asociadas son el colesterol, la hipertensión, algunos tumores y buena parte de los accidentes cardiacos y cerebrovasculares.

A pesar de que la concienciación sobre una dieta sana y hábitos de vida saludables van calando cada vez más en la sociedad actual, los estilos de vida dificultan llevar a la práctica estas recomendaciones. l

Comentarios