sábado 31/10/20

Aumentan un 33% los ahogamientos de menores en lo que va de verano

El peor mes ha sido agosto, que finalizó con diez niños muertos en los ríos, playas y piscinas de toda España
GRAFCAN8320. CORRALEJO (FUERTEVENTURA) (ESPAÑA), 08/08/2020.- Consiguió llegar a Fuerteventura en una lancha neumática el pasado 17 de julio después de horas en altamar intentando emigrar a Europa, tres semanas después, este sábado, ha fallecido ahogado en las Grandes Playas de Corralejo, al norte de la isla, mientras se daba un baño. En la imagen, los efectivos de los servicios de socorro intentan reanimar bañista, un joven subsahariano, tras sacarlo del mar. EFE/Nicolás del Val
Un ahogamiento en Fuerteventura | NICOLÁS DEL VAL

Un total de 36 menores han muerto ahogados en piscinas, playas, ríos y pantanos en lo que va de año en España, un 33% más que todo el año pasado y el número más elevado en los últimos siete años, según recoge el primer “Informe de ahogamiento de menores en espacios acuáticos”. Este fue elaborado por la empresa Abrisud de L’Hospitalet de Llobregat, que especifica que casi la mitad de los fallecimientos (en total 26 niños y 10 niñas) ha tenido lugar en piscinas (47,22%), un 88,24% de ellas domésticas; un 19% en playas; un 11% en ríos; otro 11% en embalses o pantanos y el 12% restante en distintas localizaciones, como parques acuáticos o alta mar.

Según el detalla el estudio, los decesos se han concentrado en Comunidad Valenciana, con ocho muertes; Cataluña con seis, Andalucía con cuatro; Madrid con tres, y Murcia, Castilla la Mancha, La Rioja, Baleares y Extremadura, con dos, mientras que ha habido un deceso tanto en Castilla y León, como Navarra, Principado de Asturias, Aragón y País Vasco, mientras que Galicia se ha librado de figurar en esta estadística.

El peor mes ha sido agosto, con diez ahogamientos de menores, mientras que el informe señala que también han ocurrido otros 33 ahogamientos no mortales que han requerido hospitalización; otros 13 rescates que han necesitado supervisión médica; 4 traumatismos y 110 rescates sin consecuencias. Los autores del informe destacan que “ni el descenso del turismo ni el confinamiento ocurrido en España han conseguido reducir la tendencia al alza que se viene registrando desde el año 2016”.

El estudio resalta que el perfil más habitual de los menores que mueren ahogados es un niño, de entre 2 y 4 años, que fallece en un espacio sin vigilancia o por un descuido en su supervisión por parte de los adultos.

Entre cinco y ocho años

Este año suman 16 los menores fallecidos que tenían menos de cuatro años. Cuatro de los ahogamientos han causado la muerte de niños de entre cinco y ocho años y otros cuatro se han dado en el segmento de los 9 a los 12 años, mientras que 12 de los fallecidos eran adolescentes.

El mismo documento refleja que gran parte de estos ahogamientos tuvieron lugar en las últimas horas de la tarde, con veinte accidentes mortales sobrevenidos entre las 17.00 y las 21.00 horas, mientras que trece ocurrieron entre las 13.00 y las 17.00 horas. Dos tuvieron lugar a primera hora del día (09.00 a 13.00 horas) y uno, de madrugada.

Históricamente, los primeros ocho meses del año concentran un 87% de los fallecimientos ocurridos, una estadística que la presencia del coronavirus no tiene visos de modificar. Echando la vista atrás, en los últimos siete años han muerto 243 menores en espacios acuáticos en España, 180 niños y 63 niñas, un 63% de ellos durante el período estival (mayo-septiembre) que es, obviamente, cuando se concentran las actividades acuáticas. l

Aumentan un 33% los ahogamientos de menores en lo que va de verano
Comentarios