sábado 21.09.2019

Para conducir un coche hace falta el carné, ¿y figurar en la póliza también?

llaves coche

Tener un carné de conducir en vigor es un requisito necesario para poder conducir un vehículo. Hacerlo sin esta licencia es delito, y además, una infracción administrativa muy grave que se castiga con una multa de 500 euros. Pero, ¿qué conductores pueden conducir un coche, desde el punto de vista del seguro? Desde Qualitas Auto nos lo aclaran.

¿Quién es el conductor para la compañía aseguradora?

Un contrato de seguro refleja siempre diferentes figuras jurídicas, que no han de coincidir necesariamente en una misma persona. Se trata del tomador del seguro, el propietario del automóvil y los conductores (que a su vez, pueden ser principales o bien ocasionales).

Pues bien, dentro de una póliza, el conductor será la persona habilitada legalmente por el asegurado o el propietario del vehículo asegurado para conducirlo. De modo que los que estarán protegidos por el seguro del coche serán aquellos de los que tenga constancia la compañía aseguradora: el conductor principal y el ocasional o segundo conductor.

Es fundamental que todas las personas que vayan a conducir el coche de forma frecuente estén incluidas en la póliza. Aunque tengan muchos años de experiencia conduciendo o una cierta edad, el seguro debe tener constancia de esta circunstancia si quieren estar protegidos.

Si mi hijo va a empezar a conducir mi coche, ¿debe estar en el seguro?

Hay una situación bastante habitual, que es que los hijos se saquen el carné y vayan a conducir el coche de sus padres de forma frecuente, por lo que estos no saben si incluirlos en el seguro del coche o no.

Las dudas se deben a que incluir a un conductor joven y novel suele subir la prima mucho. Eso en el caso de que la compañía quiera asegurarlo, ya que forma parte de un colectivo de riesgo y no todas las aseguradoras están dispuestas a hacerlo.

Pero como es obvio, esa no es razón para circular sin seguro. Si no hay ninguna compañía que quiera cubrir a un conductor que reúna las características que mencionábamos, el encargado de su protección será el Consorcio de Compensación de Seguros. La ley regula este seguro de emergencia para los casos en que un conductor haya sido rechazado por dos aseguradoras al menos.

Otros conductores que pueden estar cubiertos

Pero no solo los conductores que estén declarados en la póliza son los únicos que tienen la posibilidad de conducir un coche y quedar cubiertos en caso de que se produzca un accidente. Normalmente estarán igualmente protegidos quienes cumplan unos requisitos de edad y/o antigüedad en el carné de conducir. Cada compañía tiene, no obstante, libertad para fijar estos criterios como estime conveniente.

Algunas aseguradoras permiten que los conductores de 25 años en adelante conduzcan el coche, aunque no se encuentren declarados en la póliza. Otros aumentan la edad, y algunas piden también una cierta antigüedad en el carné de conducir.

Si bien un vehículo podrá ser conducido por más personas que las que aparecen en el seguro, no todos ellos pueden estar protegidas. Si un conductor no cubierto por un seguro tiene un siniestro, es posible que la compañía no quiera cubrirlo. También es posible que la aseguradora aplique la regla de la equidad, es decir, reducir la indemnización en la proporción que se dé entre la prima pagada y la que hubiese tenido que pagar el tomador por el riesgo.

Para conducir un coche hace falta el carné, ¿y figurar en la póliza también?
Comentarios