Viernes 24.05.2019

Los delitos sexuales crecieron un 17% el año pasado en Galicia, que registró una agresión y media al día

En total se establecieron 6.537 órdenes de protección a mujeres, 101 más que en el 2017

Susana López Abella entrega el informe anual sobre violencia de género al presidente del  Parlamento | xoán rey (efe)

Galicia registró durante el año pasado 540 delitos de tipo sexual, una cifra que supone una media de una agresión y media al día y que experimenta un incremento del 17,6% en este tipo de hechos con respecto al año anterior.


Así lo reflejan los datos avanzados del Ministerio del Interior que recoge la Secretaría Xeral de Igualdade en su informe sobre violencia sexual, realizado en exclusiva para esta temática a instancias de los grupos de la Cámara y que ayer entregó Susana López Abella al presidente del Parlamento, Miguel Santalices, junto con el informe ordinario sobre violencia de género.


En concreto, según estas cifras, en toda España se denunciaron el año pasado 13.811 delitos contra la libertad sexual, lo que supone un 18% más que el año anterior. El Galicia, este aumento fue del 17,6%, hasta los 540 casos.


En relación a este incremento, Susana López Abella lo atribuyó a una mayor concienciación sobre este tipo de delitos y al hecho de que ahora se denuncien más las conductas relacionadas con la violencia sexual, por lo que apostó por continuar educando a la sociedad en este ámbito.

Los datos cerrados del año anterior, en 2017, apuntan a que en España se produjeron 11.692 delitos de índole sexual, de lo que la mayor parte fueron tipificados como abusos sexuales. En Galicia se registraron el 3,9% de estos delitos a nivel nacional. Así, se denunciaron 459 agresiones sexuales, de las que el 80% están en A Coruña y en Pontevedra (180 y 182, respectivamente).

Incremento entre menores
En cuanto a las víctimas, Susana López Abella destacó una abrumadora mayoría de mujeres (el 84%) y expresó su preocupación por el incremento paulatino de menores como víctimaas de violencia sexual.


En concreto, indicó, los casos en los que la víctima del delito sexual es un menor pasaron del 40% en 2012 al 47% en 2017, lo que supone 4.542 personas, algo “tremendamente preocupante”.


Así, y además de incidir en la visibilización de la agresión sexual y en los recursos disponibles para víctimas, la secretaria xeral llamó la atención sobre la necesidad de mejorar la educación afectivo-sexual de los jóvenes, que, en la actualidad, inician de forma mayoritaria su conocimiento de la sexualidad “a través de la pornografía”.

Además, en el informe de la Xunta se incluye una encuesta estatal sobre violencia sexual, ante la que Susana López Abella se comprometió a desarrollar otra en ámbito gallego que permita perfilar con más precisión las políticas futuras.

Esta encuesta, aclaró, indica que el 32% de los preguntados consideran que las campañas son “una de las mejores herramientas para prevenir las agresiones sexuales y sensibilizar a la población”, el 28% apuesta por la educación afectivo-sexual y el 12% reivindica campañas para identificar diferentes formas de agresión sexual.


En el campo de los delitos de violencia sexual, Susana López Abella subrayó el trabajo en Galicia en relación a las agresiones a menores, en colaboración con la Fundación Meniños, y con el colectivo de mujeres con discapacidad.


Por otra parte, también se entregó a Santalices el informe ordinario sobre violencia de género, que constata que en 2018 fueron asesinadas en Galicia tres mujeres a manos de sus parejas y exparejas. Igual que las dos asesinadas en lo que va de año, “ninguna había presentado denuncia”, dijo Abella.

Los delitos sexuales crecieron un 17% el año pasado en Galicia, que registró una...
Comentarios