Domingo 16.06.2019

Galicia garantiza que controlará esta semana las pruebas de Selectividad

La comunidad celebra sus exámenes a partir del miércoles, tras la polémica por las diferencias en el nivel de dificultad

Los estudiantes no pueden acceder a las aulas donde se realizan los exámenes con teléfonos móviles o cualquier dispositivo electrónico | Javier Cebollada (efe)

Galicia celebrará sus pruebas de Selectividad a partir del miércoles, día 12, y ya se están tomando medidas para llamar a la tranquilidad a los aspirantes y, a su vez, visibilizar los controles que se realizan para asegurar la equidad y para evitar fraudes y trampas.


Casi 11.400 estudiantes están matriculados en esta convocatoria, y desde la comisión organizadora de las pruebas han avanzado que se realizarán controles y escaneos aleatorios para garantizar la igualdad de oportunidades entre los estudiantes, a la vista del debate surgido durante las últimas jornadas por la supuesta falta de equidad entre territorios.

Feijóo insiste en defender que el grado de exigencia sea común en todas las autonomías



La Comisión Interuniversitaria de Galicia hizo pública una circular remitida a los centros para dar a conocer el dispositivo de seguridad durante los exámenes. Con la colaboración con la Escola de Enxeñaría Industrial de la Universidade de Vigo, se dispondrá de detectores de frecuencia en las aulas para que los delegados de las instituciones académicas realicen escaneos aleatorios.
Es por ello que han insistido en que “no está permitido el acceso con teléfonos móviles, smartwatch o cualquier dispositivo electrónico” de transmisión o recepción de información.

Sanciones
“Si un miembro del Tribunal detecta a algún alumno copiando o no respetando estas instrucciones, después de su correcta identificación se le instará a salir del aula y tendrá una calificación de ‘0’. Además, la comisión organizadora de las pruebas determinará las posibles sanciones que se le aplicarán, que pueden implicar la anulación total de la ABAU”, indica la circular. Así, los alumnos gallegos afrontan esta semana la Avaliación de Bacharelato para o Acceso á Universidade (ABAU),  en un momento de discusión sobre la conveniencia de reformar el modelo de las pruebas tras las críticas de diversos responsables políticos, sobre todo desde el PP, por la supuesta desigualdad y las diferencias de dificultad entre los exámenes de algunas comunidades.


La polémica saltó en la Comunidad Valenciana. Una persona impulsó una campaña a través de la plataforma Change.org para buscar soluciones al que considera “el examen más difícil” de Matemáticas II en la historia de estas convocatorias, y que recibió miles de firmas de apoyo en apenas unas pocas horas. Esta crítica ha reavivado el debate sobre la conveniencia o no de reformar de nuevo el modelo para garantizar la equidad y la igualdad entre las comunidades. 


El Gobierno central advirtió de que ahora no toca, al estar en funciones, pero la ministra de Educación, Isabel Celaá, anunció la próxima creación de un grupo técnico de trabajo para corregir la supuestas disfunciones en las pruebas y garantizar la equidad de los estudiantes.
La Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, sin embargo, ha defendido el sistema actual, que consideran igualitario en cuanto a dificultad en todas las comunidades, aunque alguno de los responsables de las instituciones académicas se ha postulado a favor de transitar hacia una prueba única y similar en todo el territorio español.


El PP, por su parte, ha recuperado su demanda de la prueba única como caballo de batalla para asegurar la equidad del sistema. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió que el nivel de exigencia “sea común en todas las comunidades” y reclamó públicamente una Selectividad única.

Galicia garantiza que controlará esta semana las pruebas de Selectividad
Comentarios