domingo 18.08.2019

El Gobierno prepara una estrategia para regular los flujos migratorios

Las medidas del Ejecutivo permitirán reglamentar de manera “segura, ordenada y legal” 
las llegadas por mar

La secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, hizo el anuncio de este plan | EFE

El Gobierno prepara una estrategia para “evitar” que los migrantes se lancen en patera con destino a Europa a través del mar, con medidas que permitan regular de manera “segura, ordenada y legal” esas llegadas, que siguen aumentando y registraron un trágico récord, ya que en 2018 murieron 1.064 migrantes.

El anuncio de esa estrategia y con ese objetivo, que implica a varios ministerios,  lo hizo la secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, en una semana en la que la sociedad civil reclamó con insistencia que se permita a los barcos retenidos en puertos españoles, el “Open Arms” y el “Aita Mari”, navegar para practicar rescates en el Mar Mediterráneo.


Cada día, nueve personas mueren ahogadas intentando llegar a Europa a través del Mediterráneo. Al menos, 1.064 inmigrantes murieron o desaparecieron en la denominada Frontera Sur española durante 2018, una cifra que supone cuatro veces más que el año anterior y el mismo número que la suma de los últimos cinco años, alerta la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía.


Esta organización certificó 499 muertes y otros 565 siguen desaparecidos tras naufragios de embarcaciones que intentaban llegar a los diferentes puntos de las costas españolas, zonas a las que llegaron 64.120 inmigrantes, más del doble que el año pasado y el número más alto desde que existen registros. 

La cifra de fallecidos solo fue superada en 30 años de migración en 2006 durante la denominada “crisis de los cayucos”.

Retenciones en los puertos 
Ya no hay barcos en el Mediterráneo de ONG para rescatar a los migrantes. España no autoriza al “Open Arms” ni al “Aita Mari” a salir al mar y están parados en los puertos de Barcelona y de Pasaia (Guipúzcoa). Italia también tiene bloqueada la embarcación de la ONG Sea Watch en el sur de Sicilia, que desembarcó el 31 de enero a 47 inmigrantes.
Con más de 140.000 firmas, los responsables de las ONG Open Arms y Salvamento Marítimo Humanitario pideron a Fomento el desbloqueo de sus barcos para seguir rescatando a personas en la ruta más mortífera del mundo, reclamando una rectificación de su política migratoria.

Salvamento Marítimo intensificó su actividad. Casi 50.000 inmigrantes, en 2338 pateras, fueron rescatados en 2018.

El Gobierno prepara una estrategia para regular los flujos migratorios
Comentarios