jueves 29/10/20

Hallan a una madre ebria al volante con su hijo en el asiento detrás

Los agentes descubrieron el vehículo parado en un cruce de Ordes y a ella recostada contra la ventanilla
Los agentes de la Guardia Civil realizaron la intervención el kilómetro 27 de la N-550
Los agentes de la Guardia Civil realizaron la intervención el kilómetro 27 de la N-550

El Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil investigó esta semana a una mujer que se encontraba ebria en el asiento del conductor de un vehículo detenido en una intersección de Ordes con su hijo menor de edad en el asiento de atrás. La Guarida Civil la considera como presunta autora de un delito contra la seguridad vial. Los hechos tuvieron lugar en el kilómetro 27 de la carretera N-550 en el término municipal de Ordes al localizar una patrulla de la mencionada Unidad un vehículo parado en una intersección, obstaculizando la circulación.

Los guardias civiles se aproximaron al turismo para indicarle a la conductora que retirase el vehículo de la calzada y lo estacionase fuera de la vía. Según el atestado,  la mujer  se encontraba recostada contra la ventanilla en un estado de estupor y la situación empeoró cuando los agentes descubrieron a un niño en el asiento trasero.

Los guardias trataron de hablar mujer para que les explicara lo que ocurría, pero no fue fácil  comunicarse con ella porque parecía “presentaba síntomas evidentes de encontrase bajo la influencia de bebidas alcohólicas”.

Como la presencia del niño convertía la situación en algo más delicado que una alcoholemia corriente, uno de los componentes de la patrulla se hizo cargo de él, comprándole golosinas en establecimiento próximo e intentando entretenerlo para que no vieran a su madre en ese trance  

Una vez el menor estuvo fuera de la vista, su compañero procedió a retirar el vehículo para despejar la carretera y luego realizó las pruebas de alcoholemia a la conductora. Como habían sospechado, dieron positivo, arrojando un valor de 1,08 miligramos por litro de aire expirado en el primer intento y en el segundo, 1,18, lo que supone una alcoholemia de grado penal.

La Guardia Civil procedió a la investigación de esta persona como presunta autora de un delito contra la seguridad vial, poniéndola, junto con las actuaciones realizadas, a disposición del Juzgado de Instrucción de Ordes.  Dado que no se hallaba en condiciones de conducir, se localizó a un allegado de la conductora para que recogiese a los dos ocupantes y se hiciese cargo del vehículo.

 

Retraso de más de tres años

Por otro lado, La Policía Local de Lugo interceptó a una conductora tras pasar en rojo un semáforo, después de lo que los agentes constataron que carecía de carné de conducir por haber perdido todos los puntos.

Según ha informado la Policía Local, sobre las 00,20 horas de este 29 de septiembre una patrulla del Grupo Operativo Nocturno observó un turismo que circulaba por la Avenida da Coruña que pasó en rojo un semáforo.

Hallan a una madre ebria al volante con su hijo en el asiento detrás
Comentarios