sábado 17.08.2019

Cuatro jóvenes muertos y dos heridos graves en un accidente en Salamanca

La Guardia Civil investigará por homicidio imprudente y lesiones al conductor del vehículo
El vehículo en el que viajaban quedó destrozado | j.m.garcía (efe)

Cuatro jóvenes, una chica y tres chicos de entre 17 y 20 años, murieron ayer en un accidente de tráfico en el municipio salmantino de Galisancho, cuando el coche en el que viajaban se salió de la vía por razones aún desconocidas. Otros dos ocupantes resultaron heridos.

El siniestro que sacudió la localidad de Alba de Tormes, donde residían los jóvenes fallecidos, se produjo sobre las 07.30 horas en la carretera DSA-130, que une esta localidad con Almenteros.

Un Renault Megane de cinco plazas ocupado por los seis jóvenes se salió de la calzada en un accidente que acabó en el acto con la vida de un joven de 17 años y otro de 20. La única chica, de 17, falleció al ser trasladada al hospital, donde también feneció horas después un cuarto joven que contaba 19 años.

Permanecen ingresados en estado grave los últimos dos ocupantes del coche: un joven de 25 y otro de 29 años, que era el que lo conducía, según fuentes del Centro de Gestión de Tráfico y del Centro de Emergencias 112.

Los seis volvían a Alba de Tormes, desde donde se habían desplazado a la localidad de Santa Ana para disfrutar de las fiestas de la localidad.

Momentos antes del accidente, el vehículo había adelantado a un taxista primo de los padres de la chica fallecida, que fue quien alertó a los servicios de emergencias, sin saber en esos momentos que su familiar era una de las ocupantes del coche siniestrado.

 

Causas

La Guardia Civil investiga las circunstancias en que se dio el accidente y si los ocupantes habían hecho un uso correcto de los elementos de seguridad, ya que al menos uno de los ocupantes no tenía puesto el cinturón.

De hecho, la Guardia Civil avanzó que investigará por homicidio imprudente y lesiones al conductor del vehículo, tal y como explicó a los periodistas el teniente del Subsector de Tráfico de Salamanca Juan Ramón Marcos, quien calificó de “dantesco” el escenario que se encontraron los agentes a su llegada al lugar.

Dentro de la investigación abierta para estos casos, la Guardia Civil realizará pruebas de detección de alcohol y drogas en sangre, entre otras medidas.

El teniente resaltó la relevancia de extremar la precaución en los desplazamientos cortos como el ocurrido: “Se trata de evitar este tipo de situaciones", indicó.

Comentarios