martes 11/8/20

Médicos de EEUU descartan la relación del vapeo con las muertes

Médicos de EEUU descartan la relación del vapeo con las muertes

Médicos de E.E.U.U descartan una relación entre las muertes y el vapeo, y lo atribuyen a una toxina o drogas como causa más probable. Los afectados habían adquirido aceites de marihuana en el mercado negro. Hay que destacar también que los aceites no son aptos para el vapeo y nada tienen que ver con los líquidos para vapear, se pueden ver más detalles en este artículo.

El mercado del vapeo ha crecido durante estos últimos 15 años y hoy es uno de los negocios más exitosos del mundo. Sin embargo, ha estado bajo la investigación de La Fiscalía de los Estados Unidos, en los últimos meses.

Más de 1000 casos registrados con afecciones pulmonares severas pretenden ser relacionados con el uso de cigarrillos electrónicos. Los médicos estadounidenses afirman que las esencias de cannabis y los artículos comprados en la calle son los responsables de esta crisis sanitaria. En las siguientes líneas, se proporciona un análisis profundo sobre esta situación.

Toxinas cannabinoides son las causantes de enfermedades pulmonares

Al menos cuarenta personas han fallecido en 38 regiones de los Estados Unidos y otros 540 pacientes han ingresado con problemas respiratorios graves. La población de afectados tiene la siguientes características: un 80% son personas menores de 35 años, un 70% son hombres y el 15% tiene menos de 15 años.

Síntomas de esta misteriosa afección

En su mayoría ingresan en el hospital después de haber sufrido varios días de cansancio, fiebre y vómito. Muestran síntomas como dificultades para respirar y jadeo excesivo. Un porcentaje de estos pacientes terminan en la unidad de cuidados intensivos y deben ser conectados a respiradores durante varias semanas.

Resultados de las Investigaciones

Frente a esta realidad, la Administración de Comida y Alimentos de los Estados Unidos (FDA), inició un estudio de casos. Los patólogos analizaron las biopsias pulmonares de 17 pacientes. En todas ellas se descartó la presencia de neumonía lipoide. Esta es la enfermedad típicamente asociada a la inhalación accidental de aceite en los pulmones.

En las muestras de tejido, se hallaron células del sistema inmunitario denominadas macrófagos. Estos corpúsculos estaban llenos de aceite. Por otra parte, el 87% de los individuos enfermos aseguraron que consumían THC (tetrahidrocannabinol). Este es el componente psicoactivo del cannabis. Mientras que el 71% reportaron el consumo de líquidos con nicotina.

En base a estos hallazgos, los especialistas afirman que las toxinas provienen de aceites no aptos para el vapeo. Como respuesta inmediata a estas conclusiones científicas, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicó un comunicado urgente dirigido a los consumidores.

En él, se les alertaba sobre la necesidad de evitar la compra de e-cig y cannabis ilegales o provenientes de vendedores no autorizados. También se advertía sobre las mortales consecuencias de inhalar sustancias adulteradas.

La conclusión es clara: la neumonía lipoide no es el patrón patológico que define esta epidemia. Las investigaciones continúan en proceso, son muchos los factores que deben analizarse para develar qué otros elementos adicionales al THC, puedan ser causantes de esta terrible enfermedad. Se están analizando diversos químicos como otros tipos de cannabinoides, incluida la nicotina.

Una herramienta saludable para dejar de fumar

El debate contemporáneo sobre este tema cuenta con un nuevo aporte. La Universidad Queen Mary de Londres presentó en la prestigiosa revista médica “The New England Jordan of Medicine", un ensayo que comparte los datos generados en una terapia conductual realizada a más de 900 fumadores.

Los resultados son contundentes: el 18% de los pacientes tratados con los e-cigar, dejaron de fumar al año, demostrando que esta herramienta es tres veces más efectiva que el reemplazo de nicotina.

Otro ejemplo de este descubrimiento se encuentra en el Reino Unido. La sanidad UK apuesta desde hace años por el cigarrillo electrónico. El Servicio Nacional de Salud de este país llevó a cabo un programa experimental en el que más de 886 fumadores participaron. Este consistió en asignar de manera aleatoria a las personas diferentes técnicas para eliminar la adicción al cigarrillo como chicles, aerosoles, pastillas, entre otros.

Las conclusiones resultaron polémicas ante los detractores del vaping. Sólo los individuos que utilizaron el vapeo como terapia, lograron dejar de fumar en pocos meses. Los representantes de este estudio realizaron una propuesta ante el sistema de salud en la que sugieren que los dispositivos para vapear estén disponibles por medio de una receta médica.

Recomendaciones finales

El propósito de los investigadores es erradicar el tabaquismo definitivamente. Para ello proyectan el uso de esta herramienta electrónica como la más saludable y eficiente. Siempre recordando a los pacientes, la necesidad de adquirir los productos sólo en los locales aprobados y autorizados para este fin.

Otra medida de seguridad es la de buscar la asesoría indicada para diseñar la terapia como un proceso evolutivo. Es imprescindible empezar con una dosis adaptada al perfil y las necesidades de cada fumador. De esta forma, se pueden evitar consecuencias indeseadas y se asegura el éxito del tratamiento.

Comentarios