viernes 23.08.2019

“Prometo que me lo voy a pensar” dice el papa sobre el viaje a España

La visita del pontífice podría tener lugar en el año 2021 coincidiendo con la celebración del Xacobeo

El pontífice Francisco permanecerá tres días en Bulgaria y Macedonia | efe

El papa Francisco prometió que se “va a pensar” la posibilidad de viajar a España cuando, a bordo del avión en el que viaja a Bulgaria, se le recordó que en 2021 se cumplen los 500 años de la conversión de san Ignacio de Loyola y el Año Santo en Santiago.


Al preguntarle si vendría a España en 2021 para celebrar los 500 años de la conversión de San Ignacio, fundador de la Compañía de Jesús a la que pertenece Francisco, éste bromeó y contestó: ¿Buenísimo, para que se convierta el papa? y después aseguró que se lo va a pensar.


“Te prometo que me lo voy a pensar”, reiteró después de saludar a los 70 periodistas que viajan con él para su visita a Bulgaria y Macedonia. En otros vuelos, Francisco ya había expresado sus ganas de ir a España.


“Será un viaje breve, solo tres días, pero los organizadores lo han hecho repleto”, dijo brevemente Francisco durante el vuelo, a propósito del viaje que ahora comienza a Bulgaria y Macedonia del Norte.

Como es habitual, Francisco recibió numerosos regalos de los periodistas, entre ellos una camiseta de la selección búlgara de fútbol con las firmas de los jugadores.

También una periodista rusa le recordó al papa la cercanía a Rusia, un país que nunca ha sido visitado por un pontífice, a lo que Francisco respondió en broma: “Demos un salto allí”. .


Una vez en Bulgaria el papa en su primer discurso dejó claro uno de los mensajes que quería llevar a la periferia de Europa, donde se difunde el sentimiento xenófobo y antinmigración, y afirmó que no se puede cerrar “los ojos, el corazón y la mano a los migrantes.
 

Extrema derecha 
En su discurso a las autoridades y al Gobierno búlgaro, formado por una coalición conservadora que incluye a partidos de extrema derecha, recordó su pasado de inmigrantes con más de dos millones de búlgaros que han dejado el país.


Francisco señaló que pasados 30 años del final del régimen soviético “que limitaba la libertad y las iniciativas”, ahora Bulgaria debe afrontar las consecuencias de la emigración y pidió mayores esfuerzos para que los migrantes puedan encontrar “las condiciones que les permitan llevar una vida digna”.


Pero por otro lado, también hizo hincapié en que Bulgaria tiene que hacer frente “al fenómeno de aquellos que buscan entrar dentro de sus fronteras, para huir de la guerra y los conflictos o la miseria, e intentan alcanzar de cualquier forma las zonas más ricas del continente europeo, para encontrar nuevas oportunidades de existencia o simplemente un refugio seguro”.

“Prometo que me lo voy a pensar” dice el papa sobre el viaje a España
Comentarios