Miércoles 21.11.2018

Cuando un alcalde se retrata

Al escribir este artículo tengo la sensación de haber retrocedido en el tiempo

Al escribir este artículo tengo la sensación de haber retrocedido en el tiempo, como si al entrar en el pleno el pasado lunes estuviésemos en 1978 y se pudiese decir impunemente que hay temas mucho más importantes que la igualdad, que la igualdad es una palabra que nos inventamos los de izquierdas y que solo  se utiliza de cara a la galería, para quedar bien con la opinión pública y medios de comunicación.
Bien, este es el alcalde que la ciudadanía de Sanxenxo tiene, un ejemplar que dice que la igualdad es una CHORRADA, no lo dijo una vez, lo repitió hasta que se desinfló de tanto decirlo.
Un alcalde que dice que él quería hacer una lista sólo de mujeres, pero que de ocho concejales solo son tres mujeres, curioso.
Me gustaría saber que pensamientos les cruzaron por la mente a las Concejalas del PP, a ellas que estoy segura han tenido que demostrar el doble que cualquiera de sus compañeros para estar donde están, qué les pasó por la cabeza cuando la persona a la que le están sacando las castañas del fuego cada vez que saca su prepotencia a paseo nos salpicó a todas y todos los que estábamos allí con sus ideas. Supongo que, al menos, un poco incómodas.
Yo me sonrojo de vergüenza ajena, escuchando decir a la máxima autoridad de este Concello que la igualdad no es un tema importante, me sonrojo porque yo sé que la igualdad es uno de los valores por los que que hay que seguir trabajando todos los días  las mujeres y hombres pensantes,  rompiendo con todas las barreras que nos ponen por delante personas como ésta,  con una moral y principios propios del paleolítico. 
Esta es a la persona que han elegido una gran parte de la ciudadanía de Sanxenxo, y yo quisiera saber si eso es de verdad lo que creen, que luchar por un salario igualitario, que no te consideren un objeto, que no tengas que demostrar tres veces más que tus compañeros  hombres para alcanzar el mismo objetivo… no es una pelea que merece la pena por nuestras hijas, madres, amigas, por nosotras mismas.
Soy mujer, madre y empresaria, y ahora soy la Secretaria Xeral del PSdG de Sanxenxo, y no me gusta que el alcalde de este Concello diga que todo por lo que llevo luchando en mi vida es una chorrada, es más no se lo consiento ni se lo permito, porque es un insulto para todas aquellas que nos partimos la cara día a día para que esto siga avanzando, puesto que de ninguna manera se ha conseguido la igualdad, se han alcanzado algunas metas, pero para nada estamos en una situación real de equidad.
Una persona que cree que estamos en igualdad de condiciones en  esta pelea es que no escucha ni ve; que en realidad es lo que hace, actúa como un gran Dios al que hay que aplaudir sus letanías: un gran colegio en Vilalonga, un paseo por la Carabuxeira…un paseo hasta la Luna…
Ahora soy yo la que voy a repetir una palabra, pero distinta a la suya,  la mía va a ser luchando, luchando contra las chorradas que dijo nuestro alcalde avergonzándonos a todas y todos los que tenemos por bandera la igualdad real, menospreciando un concepto que seguirá existiendo, mal que le pese, hasta que ningún alcalde desde su tribuna pueda escupir sus palabras a cada una de las vecinas de ningún Concello.
Sabiendo que si en ningún Concello se permite que personas así hablen por todas nosotras sí lo habremos conseguido, porque las luchas se ganan desde abajo hacia arriba, y un país se estructura de municipios que si están gobernados por personas con valores lo podemos conseguir, no sólo sobre el papel, sino en nuestra vida cotidiana. Cuando alguien que ocupa un cargo tan significativo como el gobierno de 17600 personas, de las cuales más de la mitad son mujeres, actúa y habla así y nos callamos…es que a lo mejor no hemos acertado.

Cuando un alcalde se retrata
Comentarios