lunes 09.12.2019

Desde Bélgica parece que se ven las cosas de otra manera

en las campañas electorales, ya se sabe, se dicen muchas cosas que luego se olvidan con casi la misma facilidad con la que se prometieron. Es un juego disparatado pero en el que han entrado todos y cada uno de los partidos, por mucho que sus responsables se empeñen en que ellos son diferentes. Por ello, habrá que tomar con la cautela necesaria la afirmación realizada por JxCAT, el partido de Carles Puigdemont, que asegura que no participarán en la investidura de ningún presidente que no sea el propio fugado en Bélgica. Y eso lo hacen sabiendo que las encuestas, incluso las más favorables, les van a ofrecer un resultado tan nefasto que mejor haría Puigdemont en quedarse en su retiro dorado o, directamente, en entregarse a la Policía para pasar unos cuantos años a pensión completa en alguna cárcel española. Hace falta ser muy miope para no darse cuenta de que los grandes beneficiarios de toda la pantomima montada por el expresident son los responsables de ERC que ya sueñan con ver a Oriol Junqueras sentando sus reales en el Palacio de la Generalitat. Eso sí, solo en caso de que el juez se lo permita. FOTO: Carles puigdemont demuestra lo lejos que está de la realidad | AEC

Desde Bélgica parece que se ven las cosas de otra manera
Comentarios