domingo 08.12.2019

La Cámara sí que hace las cosas bien

RESULTA que no hacía falta que se creara una comisión de coordinación de aeropuertos. Ni tan siquiera era preciso que los ayuntamientos dedicaran a la tarea a algunos concejales. En realidad, era suficiente con que una institución como la Cámara de Comercio coruñesa se pusiera manos a la obra para conseguir que Iberia optara por recuperar la senda de la sensatez y volviera a programar el último vuelo de enlace de Madrid con A Coruña, ese que usan los empresarios tras una jornada de trabajo en la capital del reino. Eso sí, mientras tanto, el alcalde coruñés, Xulio Ferreiro, (y, por supuesto, una selecta comitiva), andan por Irlanda, regalando camisetas del equipo herculino de fútbol gaélico e intentando que el Camino Inglés de Santiago se convierta en una vía de entrada de dinero para la ciudad y, de paso, permita que en Alvedro opere un enlace con Dublín. Poco importa que en Lavacolla tengan ya ese vuelo. Parece que los tiempos en los que A Coruña no daba un paso sin el permiso de Martiño Noriega han pasado a mejor vida.

La Cámara sí que hace las cosas bien
Comentarios