viernes 06.12.2019

Una clave en la lucha contra la despoblación

las futuras madres gallegas están más estresadas y tienen más edad que las de hace un par de decenios. Y una de las consecuencias directas de estas circunstancias es que cada vez hay más bebés prematuros que empiezan su vida con dificultades añadidas. Ya que desde la Administración está tan de moda en los últimos tiempos hablar de conciliación y de políticas que fomenten la natalidad –que buena falta hace por estos lares–, igual no era mala idea empezar por encontrar la fórmula para que las que quieren formar una familia –o ampliarla– puedan hacerlo antes de rozar los cuarenta, que es cuando tienen una estabilidad laboral suficiente para pensar que no se van a encontrar con la carta de despido en la mesa a la vuelta de la baja por maternidad.

Una clave en la lucha contra la despoblación
Comentarios