jueves 14.11.2019

El crítico momento por el que atraviesa el Deportivo

EL Deportivo de A Coruña ocupa la última plaza de Segunda división. El próximo domingo a las cuatro de la tarde recibe en Riazor al equipo que le precede en la tabla. Curiosamente, el Málaga, conjunto con el que la temporada pasada disputaron los coruñeses una de las eliminatorias del play-off de ascenso a Primera. 
Estamos en la jornada 12 y el conjunto coruñés afrontará en cuatro días su primera final. Demasiado pronto para un conjunto que cuenta con el sexto presupuesto de la categoría y que, en principio, estaba hecho para luchar por el ascenso.
Con este panorama es normal que los ánimos de los seguidores estén más que caldeados, sobre todo porque han visto como su club ha devorado a ocho entrenadores en ocho años sin que los responsables deportivos e institucionales hayan sido capaces de encontrar una solución a semejante sangría. 
Según ha trascendido, la Federación de peñas se reunió en días pasados con el presidente blanquiazul, Paco Zas, para exigirle su renuncia y la del director deportivo, Carmelo del Pozo. Hace 36 años que el club no está en una situación tan delicada y todavía hay muchos aficionados que recuerdan su paso por Segunda B. No le falta razón a la Federación de Peñas al exigir responsabilidades, pero tal vez no han elegido el mejor momento para hacerlo. 
Ahora mismo, el Deportivo necesita de todos y cada uno de sus aficionados. Precisa la respiración asistida que da un Riazor apretando al rival. Recuperar aquellas caravanas que acompañaban a los jugadores para inyectarles coraje y que, curiosamente, siempre daban resultado. Y una vez conseguida la salvación, que se exijan todas las responsabilidades que haga falta y que se tomen las medidas que sean precisas.

El crítico momento por el que atraviesa el Deportivo
Comentarios