martes 10.12.2019

Los efectos del garrafón se sienten en A Coruña

El pasado domingo tuvo que celebrarse un macrobotellón de esos que tanto gustan a los estudiantes. Y, además, seguro que sirvieron un alcohol de esos particularmente peleón. De otro modo no se entiende la concatenación de absurdos accidentes que se registraron en el entorno de A Coruña protagonizados por conductores ebrios. En uno, la Guardia Civil todavía se hace cruces pensando cómo un conductor podía ir circulando por las vías del tren con su coche hasta que un convoy lo embistió. En el otro, un hombre fue chocando contra farolas hasta que, al final, con la sexta ya no pudo y su coche terminó por detenerse. Las investigaciones siguen para ver si se localiza el local que comercializa semejante garrafonazo...

Los efectos del garrafón se sienten en A Coruña
Comentarios