lunes 09.12.2019

Un esprint para abaratar el placer

LOS hipermercados ofrecen tres productos al precio de dos; las aseguradoras abaratan la póliza a los conductores que no dieron ningún parte durante el año anterior... en el burdel Maison d’envie, situado en Berlín, descuentan cinco euros –la tarifa normal es de 75 por 45 minutos– a los clientes que lleguen en bicicleta. Su propietario, Thomas Goetz, asegura que la parroquia aumenta en una media de cinco personas al día. Con lo que se lleva el dopaje en el ciclismo, un día el tío se chuta un par de viagras, llega al esprint y a ver qué pasa; del Tour lo descalificarían pero del puticlub no hay quien lo eche. FOTO: un grupo de ciclistas | aec

Un esprint para abaratar el placer
Comentarios