jueves 05.12.2019

Mi general, ¡firme, arrr!

EL camarada general, el exjemad Julio Rodríguez, apodado “Julio el rojo” en los cuartos de banderas desde que decidió vestir el uniforme morado, es un hombre formado en virtudes castrenses como la reciedumbre, que aprendió mientras cursaba la carrera de Ciencias Bélicas. De ahí que lo aguante todo; por ejemplo, que lo coloquen de candidato en Zaragoza, provincia con la que toda su relación se reduce a que allí está la Academia Militar y en la que se quedó sin escaño; en las siguientes elecciones lo mandaron a Almería, con la que tal vez tenga un vínculo gracias al spaghetti western y donde también se quedó sin escaño. Entre fracaso y fracaso, al bizarro ourensano le dio tiempo de decir un disparate del calibre de que “las bombas de izquierdas son de auxilio, no para causar daño”. Parece que le cogió gusto a desbarrar y afirmó en Twitter: “La locura es seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes. ¿Ciencia?, ¿política?, ¿ciencia política?, ... ¿o Cataluña?”. Una avezada tuitera lo puso firme: “Aplíquese la cita”. Mi general, ¿esa bomba auxilió o causó daño”

Mi general, ¡firme, arrr!
Comentarios