Domingo 26.05.2019

El amante del porno que quiere sangrar a sus padres

Una colección de cine porno valorada en 86.000 dólares (algo más de 76.000 euros) ya debe dar para pegarse unas buenas sesiones ante la pantalla. Sin embargo, el habitante de Michigan que la poseía ya la puede dar por perdida. De hecho, esa cantidad de dinero es la que le pide como compensación a sus padres por haber tirado a la basura su colección, en la que había títulos descatalogados y, por tanto, imposibles de conseguir de nuevo. Se mudó de casa y la dejó en la vivienda familiar, pero cuando fue a recogerla su padre le anunció que la había destruido por su –de él, de su hijo– salud mental y emocional. Además, le recordó que ya en el instituto y en la universidad había tenido problemas por vender porno a sus compañeros y que habían llegado a expulsarlo. Está claro que su amor al cine X es de talla XXXL, pero también está claro que vicio ten dabondo.

El amante del porno que quiere sangrar a sus padres
Comentarios