miércoles 28/10/20

Apelar a lo que ni tan siquiera cree

no hay nada mejor que no creer en una institución para que, cuando nos haga falta, recurramos a ella como última tabla de salvación. Por supuesto es lo que hace Quim Torra. El presidente de la Generalitat ha decidido recurrir su inhabilitación al Tribunal Constitucional, con la esperanza que le puedan suspender el castigo y seguir mangoneando un poco más de tiempo en el presente y el futuro de los catalanes. Es lo que tiene que España sea un estado de derecho, que hasta quien quiere cargarse la Constitución pueda apelar a ella para intentar obtener un beneficio; aunque, a veces, cueste entenderlo. FOTO: Quim torra | aec

Comentarios