domingo 6/12/20

El aprobado general que todos sueñan no será

desde ayer hay bastantes jóvenes un poco más cabreados con esto del encierro obligatorio. De entrada, hay que reconocer que cuando se tienen pocos años llevar tres semanas sin pisar la calle puede ser el peor de los castigos, pero si además, el confinamiento hay que compaginarlo con la teleasistencia a clase o la realización de deberes, pues la condena parecerá (para muchos) doble. Y, además, ahora ya saben que no tendrán ese aprobado general que cuando se es estudiante uno siempre desea y que el Consejo Escolar ha decidido que no se producirá en España. Ahora solo falta por saber qué rigor tendrán los profesores a la hora de evaluar a sus pupilos y si optan por eso de la manga ancha dadas las circunstancias.

Comentarios