domingo 20/9/20

Australia piensa por Donald Trump

LoS australianos lo tienen claro con los bichos y no solo por los canguros, que lo mismo pegan un chimpo bestial que arrean un puñetazo. Los gatos de por allí también son de aquella manera; llegan a pesar hasta 20 kilos y no se trata de uno ni de dos, sino que ya son casi una plaga. Se trata además de animales salvajes casi imposibles de controlar. En el pueblo de Alice Springs, muy castigado por esos felinos monstruosos, han instalado una valla electrificada que protege 9.400 hectáreas. Ni un gato la traspasa. Como se entere Trump renuncia al proyecto del muro fronterizo con México y coloca una similar de costa a costa. FOTO: un gato callejero | aec

Comentarios