lunes 22.07.2019

Bertín Osborne no llegó ni parece que vaya a llegar al nivel de Julito

BERTÍN Osborne es un tipo simpático, casi se podría decir que un caradura simpático. Canta rancheras, protagoniza –¿protagonizaba?– espectáculos con Arévalo y hasta presenta programas en televisión. Vamos, que trabaja; eso sí, porque para estar todo el día de fiesta hace falta dinero, que si no... Pero se mantiene fiel a sus costumbres. De joven tuvo fama de saltar de flor en flor y ya, en plena madurez, lo hace de casa en casa. Políticamente siempre ha estado más cerca del PP que de cualquier otro partido, incluso más cerca del PP de Aznar o del actual que del de Rajoy. Pero de sus tiempos de picaflor no queda por ahí ninguna prueba en forma de hijo bravo. Al menos, eso asegura él, que además jura y perjura que solo ha tenido los seis reconocidos, uno de los cuales falleció... Julio Iglesias sigue siendo el número uno español en esos asuntos.

Bertín Osborne no llegó ni parece que vaya a llegar al nivel de Julito
Comentarios