miércoles 2/12/20

La coca que pudo llegar a ser caspa

KOJAK en sus tiempos o Zidane en estos lo hubiesen tenido imposible para justificar ante la Policía el origen de unos microcopos de nieve que perlasen los hombros de su chaqueta, en el caso del primero, y del chándal, en el del segundo. Un colombiano también bastante alopécico intentó entrar en España como si luciese melenas de león. Se puso un peluquín y se plantó en el aeropuerto de Barcelona, donde los agentes descubrieron que bajo el bisoñé ocultaba medio kilo de cocaína. Tan poco hecho está a los problemas capilares que no se le ocurrió alegar que se trataba de caspa almacenada para no mancharse los hombros. FOTO: el detenido, con el narcopeluqín | efe

Comentarios