martes 02.06.2020

Con marcha desde la Edad de Piedra

LANDA y López Vázquez tenían idealizadas a las suecas; traían claridad a una España oscura y eran abiertas de mente, aunque, la verdad, a ellos les interesaban más las aberturas físicas que las espirituales. No iban desencaminados, porque, por lo que se va sabiendo, a las escandinavas ya les iba la marcha cuando vivían en cuevas. Los arqueólogos acaban de encontrar en un yacimiento un consolador en forma de pene –10,5 centímetros de largo y 2,5 de ancho– de la Edad de Piedra –entre 4.000 y 6.000 años antes de Cristo–. Uno de los investigadores ha sentenciado: “No sabemos si lo usaban las mujeres, los hombres o ambos”. ¡Vaya! FOTO: alfredo landa | aec

Comentarios