viernes 7/8/20

La convicción de Núñez Feijóo

no resulta fácil en estos tiempos que corren, en los que el buenismo de lo políticamente correcto se impone sobre las opiniones personales, que un político como Alberto Núñez Feijóo se arriesgue a poner la mano en el fuego por Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. El presidente de la Xunta asegura que está seguro de que no se han llevado ni un euro para casa, en referencia a su imputación en el caso Púnica. A Feijóo no se le puede considerar un suicida peligroso (políticamente hablando), así que su convicción sobre el comportamiento de las dos expresidentas madrileñas tiene que ser total y absoluto. FOTO: Núñez FEijóo junto a Esperanza Aguirre en un acto en Madrid | aec

Comentarios