• Viernes, 19 de Octubre de 2018

El tino de Verstrynge

A Fraga le acompañó toda la vida la fama de cazador de élite y quizá cuando andaba por el monte, escopeta al hombro, cobrase buenas piezas, pero en el ojeo político fallaba más tiros que un chosco. Solo con recordar cómo le salió Verstrynge, en quien había puesto todas sus complacencias. Verstrynge es la confirmación de la veracidad de la teoría de la evolución. Evolucionó de ser la mano derecha, muy derecha, de Fraga a caminar de la mano izquierda, muy izquierda, de Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias, con una parada para coger folgos en el PSOE. Esa continua búsqueda de nuevos cotos de caza le ha permitido conocer tanto mundo que ya sabe que Vox no es un partido de extrema derecha. “Es una formación muy diferente a la de Le Pen o a la de Salvini; se parece más a la Alianza Popular de 1977”, sentenció en una intervención televisiva. ¡Vaya! en aquel tiempo él ya ocupaba una secretaría en el partido... ¡Pobre Abascal!, acabará alistado en la extrema izquierda.