miércoles 28/10/20

Un estudio con dos posibles objetivos

EN Cataluña se puede ser españolista de dos maneras: la futbolera, que consiste en ser seguidor del Espanyol y no entraña peligro de muerte, simplemente de que a uno le escupan a la cara, y la política, que supone no estar del lado del procés y va acompañada de un grave riesgo, pues uno de la CUP te puede dar un puñetazo y dejarte seco en el sitio. Puigdemont, preocupado por sus súbditos, gastará 50.000 euros para conocer la mente españolista... Lo que no se sabe es si para corregir el desarreglo mental de quienes estén aquejados de ese mal o para cuando fracase el referéndum metamorfosearse él en el más español de los españoles. FOTO: puigdemont | aec

Comentarios