Martes 18.12.2018

Evitar que se repita un ataque así

la escultura del siglo XII que un descerebrado decidió tunear como si se tratara del batería de Kiss ya está de regreso a su estado natural. Ha sido necesario un complicado proceso de limpieza, facilitado en parte por la presencia aún en Santiago de las máquinas especiales necesarias, ya que se usaron para la recuperación del Pórtico de la Gloria. Aun así, ha sido necesario gastarse unos 12.000 euros para solucionar el desaguisado provocado por un tonto y su rotulador. Eso sí, ahora ya arreglado, no estaría de más poner los medios necesarios para que este tipo de actos vandálicos no se repitan, al menos sobre un material tan sensible.

Evitar que se repita un ataque así
Comentarios