martes 11/8/20

Una gestión de las que hacen historia

Menos mal que el Gobierno no se tiene que encargar de las cuentas de una casa. De ser así, hace mucho tiempo que estaríamos en la calle. Por un lado tenemos esos test defectuosos chinos por los que pagamos 17,1 millones de euros que ahora mismo están intentando recuperar (faltaría más). Luego llegó el escándalo de las mascarillas que no eran tal y que solo han servido para contagiar a cientos de miembros del personal sanitario. Y, ahora, sin solución de continuidad, también sabemos que el departamento que dirige Salvador Illa adquirió 144 respiradores a través de una empresa constituida hace solo un año y dedicada a “la fabricación de elementos de yeso para la construcción”. El importe del contrato fue de algo más de tres millones de euros y, como no podía ser de otro modo, los respiradores no aparecieron por ningún lado. Vamos, unos magníficos gestores. FOTO: Salvador illa, muy solo | efe

Comentarios