• Viernes, 17 de Agosto de 2018

El grave peligro de peregrinar en coche

HACER el Camino de Santiago con zapatos de tacón de aguja no parece muy axeitado, como tampoco lo es ponerse unas botas de siete leguas para pasear por la alfombra. Existe calzado más apropiado para una y otra actividad. Incluso si se quiere recorrer la ruta xacobea sin poner el pie en tierra se puede ir en bici o caballo. Ahora, será la versión 4.0, hay también quien prefiere el coche, como hicieron ocho peregrinos que cogieron un taxi, a cuyo conductor hizo soplar Tráfico en Sarria y estaba peneque. Cuánto mejor les hubiese sido llegar al albergue por la noche con ampollas que arriesgarse a sufrir un accidente.