miércoles 2/12/20

Hacienda no perdona ni en pandemia

Hacienda somos todos, unos más que otros, y no hay pandemia que valga a la hora de hacer caja. Así que a todos los trabajadores que se hayan visto afectados por un ERTE les va a tocar presentar la declaración de la renta si han recibido del SEPE más de 1.500 euros y en total han percibido rendimientos superiores a 14.000 euros. Esas prestaciones no contemplan la retención del IRPF, así que o los empleados les piden a sus empresas que les eleven las retenciones en sus nóminas a final de año para ajustar lo que tributan o todo apunta a que la próxima declaración les va a salir a pagar. Eso, por supuesto, en el caso de que sean de los afortunados que sí han cobrado del SEPE. Que esa es otra...

Comentarios