lunes 16.12.2019

Lo que huele mal ya no es Dinamarca

todos sabemos cómo se las gastan Irene Montero y Pablo Iglesias. Su desván está a rebosar de cadáveres de esos miembros de su partido que en un momento dado no les rieron la gracia o cuestionaron alguna de sus decisiones. Y eso que, con el pedazo de chalé que tienen, el desván debe ser también tan mayúsculo como esa piscina con cascada y casita para los invitados. La cuestión es que la jefa de auditoría de Podemos ha denunciado por escrito irregularidades financieras y en las primarias de la formación. Hasta se han detectado problemas en materia laboral y en las consultas a las bases. Por supuesto, la mujer, que se llama Mónica Carmona, ha sido relevada de su cargo y, por si no fuera suficiente, también despiden en la misma tacada al delegado de Protección de Datos de UP. Es decir, el equipo jurídico a la calle. Esa es la respuesta de los líderes podemitas a las posibles irregularidades. Está claro que algo huele mal en Galapagar... FOTO: MOntero, iglesias y sus secretitos | aec

Lo que huele mal ya no es Dinamarca
Comentarios