• Jueves, 20 de Septiembre de 2018

El infierno estaba dentro del Depor

Da cierto miedo imaginarse lo que tiene que haber sido el vestuario del Deportivo los últimos años. Hasta ahora, todos los que han hablado, lo han hecho incidiendo en la necesidad que hay de que se cambien las cosas a nivel interno. Tanto es así que el director deportivo ha decidido que los jugadores desayunen y coman en las instalaciones de Abegondo, en un intento de crear entre ellos vínculos. Hasta ahora, parece, la cosa era ir dos horas a entrenar y si te he visto, no me acuerdo. Si hasta el pobre Bergantiños, injustamente condenado al destierro, reconoce que las cosas se hicieron muy mal.