sábado 31/10/20

Ivanka se prepara para echar a volar

Ivanka Trump no ha tenido una vida fácil. Con un padre como el suyo, lo normal es que lo que empieza siendo una tara infantil lo acompañe a uno para siempre hasta convertirla en una tara de senectud. Para superar esos problemas es normal que uno se busque extraños entretenimientos. A la hija del magnate –¡qué cuidado hay que tener para que no se bailen las letras y escribir mangante!– le ha dado por hacerse adepta a una secta que enseña a sus seguidores poderes mágicos, incluida la capacidad de volar. Como un día despegue, le falle la estabilidad y se estrelle contra la torre Trump, la tenemos liada.

Comentarios