• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

::::: JUEVES :::::

 Las consecuencias de la falta de un gerente de Turismo

PASA el tiempo, el Consorcio de Turismo sigue sin gerente –en el Concello mantienen que el nombramiento se hará de forma inminente, o sea, como muy pronto, el año que viene– y las consecuencias se pagan. Resulta que la marea –no la nasía’ganá, sino la de verdad, movimiento periódico de ascenso y descenso de las aguas del mar– trae hasta la playa de San Amaro cientos de crías de medusa y la xente do común es incapaz de sacarle partido. Menuda promoción supondría que la noticia apareciese en los telediarios y telexornais: “la marea –ningún espectador repararía en si era marea con mayúscula o con minúscula– provoca un hecho insólito en A Coruña, la invasión de una playa por un ejército de medusas, con la ventaja de que se trata de ejemplares inofensivos, puesto que no han llegado a la edad adulta y carecen de veneno”. Miles, incluso puede que millones, de madrileños cambiarían las playas del Mediterráneo por las de A Coruña... Pero hay tanta vagancia en el equipo de Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, que ni una situación excepcional son capaces de explotar. Aún va a ser más fácil que el próximo verano les dé por volver a los celentéreos a que para entonces haya gerente de Turismo.

 La insólita petición del Beneguai

ANA Pontón, el rostro humano del Beneguai, interpreta tan bien el papel de miñaxoia que no parece una upegalla pata negra. Quizá haya pasado muchas horas en la NASA, no la de los cohetes, sino la sala teatral de cabecera de la progresía nacionalista. Su petición a En Marea –originariamente un espacio multicultural hispano-galaico, ahora sabe Dios qué– de que explique “con claridad, seriedad y rigor” su propuesta para las elecciones autonómicas tiene que se una de esas puestas en escena, porque ni ella misma puede pensar que le respondan. Y no solo no habrá contestación porque los mareantes pretendan ocultar sus planes, sino que ni ellos mismos saben cuáles son. Ahora bien, si como pronostican los agoreros Pontón acaba siendo la primera y última voceira nacional porque el Bloque cierra por derribo, siempre podrá apuntarse a un casting para una secuela de “Pratos combinados”.

 Un titular que no es lo que parece

UNO lee: “Romero se despide de la banda de Santiago” y automáticamente piensa en alguien que antes de abandonar Compostela acudió al pazo de Raxoi a cumplimentar a Martiño2.0Noriega como jefe de la Marea del Sar. Pero no, no es eso, sino que el hasta ahora director de la banda de música santiaguesa, Juan Miguel Romero, dirigió por última vez a la formación en el concierto das Letras Galegas. Por cierto, el músico se va porque Martiño & Friends le pusieron la proa. ¡Qué raro que haya una víctima de sectarismo en un concello gobernado por una marea!

 La condena a trabajar del exsindicalista

ANTONIO Gutiérrez ocupó la secretaría general de Comisiones Obreras entre 1987 y 2000. Porque es tonto o porque es honrado, después le tocó trabajar y ahí sigue –a punto de cumplir los 65 años– ya que no puede jubilarse. ¿Por qué? Pues porque CCOO no cotizó por él a la Seguridad Social durante los trece años en los que fue su líder. Menos mal que en ese tiempo aún no estaban de moda los ERE, porque si no su mandato hubiese sido más breve.

 Gelo aumenta la presión

ÁNGEL García Seoane, Gelo, músico en su juventud –fue batería de Los Trovadores– se pasó a la política en la madurez y en ella sigue. Líder incombustible de Alternativa dos Veciños –una especie de Podemos con aroma de la ría– lleva ya un feixe de años como alcalde del próspero municipio de Oleiros, pero cada vez está más convencido de que el Concello se le queda pequeño. Hace un mes ya insinuó la posibilidad de presentarse a las autonómicas y a los ideólogos de la remasterización de la Marea para las elecciones gallegas estuvo a punto de darles un síncope. Pero la cosa ha ido a peor y los mareantes se han puesto de los nervios y así seguirán hasta el día 29, en el que Gelo decidirá con sus fieles si da el paso o no. Los mareantes más jipiosos tendrán que hacer acopio de tila y los más sensatos –que alguno hay– de medicamentos para el corazón para sobrellevar la espera.

 Uribarri toma el cuerpo de Darío Villanueva en una breve reencarnación

ÉL vilalbés Darío Villanueva, el Mister Proper de la lengua, pues como presidente de la Real Academia su cometido es limpiar, fijar y dar esplendor a la palabra, estaba con la escopeta cargada y apuntando desde que supo que Barei cantaría en inglés en el festival de Eurovisión. Las brazos le dolían a causa de las agujetas y decidió disparar para darles un descanso: “Cantó en un inglés... de aquella manera y el resultado ya hemos visto cuál ha sido. No sé cuál será la siguiente ocurrencia para intentar ganar el famosos festival”. Ni Uribarri hubiese sido más preciso.

 Las gaviotas vuelan bajo

LAS ciudades costeras tiene un problema añadido, que es el de las gaviotas, animales que tienen el mal hábito de vivir cerca del mar, por eso los ayuntamientos ribereños se empeñan en mantener a raya la población alada. Santiago, urbe alejada del mar, dispone de una nutrida población de estas aves que han dejado la pesca por la rapiña. Muchas localidades costeras debieran de preocuparse de mantener limpio su término municipal, porque así ahorrarían en la caza y captura de gaviotas o palomas. Otra solución es el alquiler de halcones a tiempo completo, un ave que animaría a los turistas. En todo caso hay formas de evitar que las gaviotas vuelvan y con una buena gestión los más seguro es que se mantengan a raya.

 La dura vida militar del camarada general

¡CUÁNTO ha tenido que sufrir en su larga vida castrense el camarada general! Resulta que Julio Rodríguez, que llegó a ser jefe del Estado Mayor de la Defensa, o sea, que únicamente rendía cuentas ante el ministro –en su caso ministra– de Defensa, se ve más guapo con el uniforme morado de Podemos y se declara “pacifista y antimilitarista” desde pequeño... Es como si el jefe de una tribu de caníbales, tras una vida en la que los misioneros hubiesen sido la dieta fundamental, confesara, al llegar a la vejez y quedarse sin dientes, que era vegetariano desde su nacimiento.T