martes 17.09.2019

Una lancha para que el alcalde de Nueva York vea el lucerío de Vigo

EL Corte Inglés y El Almendro son como dos relojes; el uno determina cuándo empieza la primavera y el otro, la Navidad. Pero la compañía turronera ha perdido esa condición; se la ha arrebatado el todopoderoso Caballero, don Abel. Aún no ha acabado el verano y el alcalde vigués ha decidido ya que estamos en navidades. De hecho, ha desplegado por la ciudad a varias cuadrillas de operarios para que empiecen a instalar el alumbrado ornamental. El regidor ha experimentado tal subidón que ha invitado al alcalde de Nueva York para que compruebe in situ su abraiante despliegue lumínico. Como no mande a buscarlo una lancha de las que coge Iago Aspas para cruzar la ría, Bill de Blasio no aparece por Vigo ni de broma, porque desde la marcha de Ryanair los resultados de Peinador parecen los del aeropuerto de Ciudad Real. FOTO: un operario instala las luces de navidad | aec

Una lancha para que el alcalde de Nueva York vea el lucerío de Vigo
Comentarios