viernes 28.02.2020

La Marea y su sistema de medición digno de la NASA

los coruñeses podemos ya respirar tranquilos. Ya sabemos que los equipos municipales, al menos los responsables de medir pisos, tienen unas reglas de fiabilidad milimétrica. Porque fue precisamente por milímetros por lo que se consiguió que una de las viviendas que la Marea compró a uno de sus afines cumple la especificación de tener al menos cincuenta metros cuadrados por tan solo 35 centímetros. Y semejante despilfarro de espacio (que desde luego no da para constituir por sí mismo una solución habitacional) es suficiente para que desde María Pita saquen pecho en defensa de la legalidad del proceso. Sin embargo, lo que no queda todavía claro es cómo se puede comprar un inmueble clasificado como oficina para ser usado como vivienda. Es cierto que con esto de la crisis son muchos los trabajadores a los que les falta que les pongan un camastro en el trabajo, pero uno esperaba que a Xente do Común no estuviera por la labor de convertir a los posibles inquilinos de este cuarto sin ascensor en oficinistas esclavizados, dignos de una viñeta de Forges. 

La Marea y su sistema de medición digno de la NASA
Comentarios