• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

::::: MARTES :::::

Andamos a vueltas con la precampaña –que en realidad 

 Una pareja que se rompe y otra que podría formarse

A estas alturas el ya octogenario Beiras se puede sentir como esa mujer despechada a la que su novio abandona por otra más guapa y más fuerte. Y es que parece evidente que la que fue la pareja de hecho de la legislatura que acabará en otoño en Galicia, Beiras y Yolanda Díaz, se ha roto para siempre. Tanto que ya hay quien asegura que los papeles del divorcio están sobre la mesa. Y la culpa de todo la tiene un guaperas que se llama Podemos y que ha logrado seducir a los papis madrileños de Díaz. De esta manera, la breve parlamentaria gallega por En Marea ya tiene nuevos amigos con los que ir en coalición y que le prometen unos resultados más halagüeños que aquellos a los que aspira la Anova beiriana. De este modo, el que fue un gran matrimonio de conveniencia que logró reducir al Bloque a mera comparsa, se ve truncado por la españolista entrada de los podemitas. Queda por saber si Beiras le hará ahora las beiras a Ana Pontón.

 El futuro de la califa más deseada

MIENTRAS los socialistas gallegos andan en el siempre arduo y tortuoso camino de encontrar un secretario general que marque el rumbo de la nave, los nacionales tienen uno, Pedro Sánchez. Sin embargo, hay quien augura a Sánchez un futuro más breve que el de un caramelo a la puerta de un colegio a la hora de la salida. Y es que entre sus propios barones son legión los que anhelan que Susana Díaz cruce de una vez Despeñaperros, pero esta vez para quedarse en Ferraz. La cuestión está más o menos clara: o Pedro Sánchez consigue unos resultados estratosféricos en los comicios bis que viviremos en breve o su carrera política estará ya finiquitada por siempre jamás. Lo curioso es que, por el momento, Susana Díaz se deja querer, pero todavía no ha confirmado si su reino está en el sur o si, por el contrario, Al-Andalus se le ha quedado pequeño y aspira a dominar la península.

 Margallo se pasa al enemigo

MARGALLO, que, pese a ser ministro, ha demostrado que es inteligente, siempre ha ido un poco por libre. Ocupar la cartera de Asuntos Exteriores le permite ver mundo y ya se sabe que ser viajado espabila mucho. Quizá por eso acaba de confesar: “Nos hemos pasado cuatro pueblos con el tema de la austeridad”. Al oír semejante afirmación es fácil pensar que era un quintacolumnista infiltrado en el Gobierno de Rajoy. Pero no, se refiere a la Unión Europea, no solo a España. A lo mejor aún recunca después del 26-J.

 La ladrona casquivana

ACABAN de juzgar a una colombiana acusada de 150 robos por todo el norte del país, en cuyo domicilio encontraron decenas de joyas que eran el botín de sus fechorías. Ella, ya tú sabes, mi amor, le dijo al juez que las alhajas eran regalos de sus amantes... Es verdad que la crisis ha apeado de la clase media a tres millones de personas, pero el argumento, por muy casquivana que sea la mujer, no cuela, porque entre los objetos intervenidos no había ni una sola pieza de bisutería.

 La propagación del peligroso virus del esencuentro

LA preocupación por el zika crece con la aparición paulatina de nuevos casos en eso que llaman primer mundo. Sin embargo, más contagioso que ese virus parece el desencuentro entre socialistas y mareantes. A Coruña fue el primer lugar en el que los emergentes y los de la rosa no acabaron de comulgar, por mucho que los segundos les dieran la alcaldía a los primeros. Luego llegó el turno de Ferrol, donde la situación también se enconó hasta límites insospechados y, como no hay dos sin tres, a esta epidemia de desamor se suma Santiago. Allí, el portavoz socialista, Paco Reyes, asegura ya sin reparo que en el PSOE empiezan a tener la sensación de que Compostela Aberta no siente la ciudad o, lo que es lo mismo, que se acabó lo que se daba. Será el final del alcalde 2.0.

 La otra cara de la alcaldesa de Lugo

LARA Méndez tiene pinta de coitadiña. Quien la vea por el ayuntamiento de Lugo y no sepa que es la alcaldesa pensará que es una becaria, pero, ¡ay, amigo!, cómo se las gasta la mosquita muerta. Al arzobispo Orozco se le ocurrió dar su apoyo a Méndez Romeu como candidato en las primarias y la alcaldesa minusvaloró ese respaldo sin cortarse un pelo. “Es la opinión de un militante de base”, sentenció. Pues menos mal que durante muchos años fue su jefe y padrino, y que es a quien debe la Alcaldía, pues José RamónO GarañónGómez Besteiro le cortó la cabeza para dar placer al Beneguai y a ella el bastón de mando, que si no lo tira al vacío desde lo alto de la muralla. 

 Las piedras movidas de las calles

LAS calles de Ferrol no gozan de buen salud. Están aquejadas del mal da pedra, que es algo así como que se colocaron en su día y ahí quedaron, de tal modo, que en la actualidad, si no se lleva el paso firme es fácil tropezar con una losa descolocada y dar con los huesos en el suelo y no tener más remedio que acudir al compostor. Quizá debido a que poner las lajas enderezadas sea caro para el municipio o a que supone tener las calles cortadas sea malo para el comercio de beber o comprar, ninguna corporación ha querido tomar cartas en el asunto. Si es que las calles son para andar los seres de dos o de cuatro patas y los coches tienen que ir por otras vías, que si no el Callao será un centro de reformas de suelo cada tres años de paso de autobuses.

 La nueva industria 4.0 

A este paso, Galicia se va a convertir en el Silicon Valley de Europa. Primero fue la apuesta por los drones y la idea de convertir Rozas en la avanzadilla de los aviones no tripulados y ahora llega, de la mano del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, la de crear la Industria 4.0. Y es que la gran ventaja que ofrecen las nuevas tecnologías a Galicia es que gracias a ellas se puede obviar el handicap que genera la posición geográfica en una esquina del viejo continente. Las barreras físicas saltan a la hora de hablar de vehículos inteligentes y autónomos, impresoras 3D o computación cuántica. Y, además, sin renunciar a esos campos en los que Galicia siempre formó parte del grupo de cabeza como puede ser la construcción naval. Un sector que en el primer trimestre del año creció a un nada despreciable ritmo del 11% y que todavía lo hará más tras la firma para el montaje de dos BAC para Australia. Una inversión de más de 500 millones de euros, lo que da una idea de su importancia.a