• Martes, 25 de Septiembre de 2018

::::: MARTES :::::

 Los increíbles récords de Lema

YA es mala suerte que el empleo y Alvedro estén entre las competencias de Alberto Lema –considerado incluso en María Pita el menos ducho de los mareantes, ¡qué ya es difícil!– pues uno y otro caen a una velocidad de vértigo. Es verdad que el Ayuntamiento no es una oficina de colocación –salvo, claro está, que uno sea amigo del alcalde y sueñe con alcanzar las más altas cotas de poder autonómico, porque entonces nada mejor hacer prácticas remuneradas en el Concello–, pero al menos debe poner en práctica políticas que permitan que no aumente el paro y A Coruña es desgraciadamente la única ciudad de Galicia donde crece. El aeropuerto acumula cuatro meses consecutivos en los que pierde pasajeros y antes de que haya transcurrido medio año ya se da por descartado superar la barrera del millón de viajeros. ¡Qué diferencia con sus tiempos en la Real Academia Galega! Entonces era feliz; el paraguas siete parroquias de su suegro lo protegía de cualquier chaparrón. Ahora, en cambio, vive eternamente empapado a causa de las goteras de su nefasta gestión... Al menos le quedará el consuelo de que antes de que le diese por querer ser coruñés fue candidato al Ayuntamiento de Vigo y Peinador crece tan rápido que amenaza el segundo puesto de Alvedro en el ranking autonómico.  ¡Enhorabuena, concejal!

 Las peligrosas primarias de los socialistas

MENUDA taquicardia en las horas previas a la conclusión del plazo de presentación de avales para ser candidato en las primarias del PSdeG. Parte médico: “Gonzalo Caballero sufre herida en la cara interna del tercio medio del muslo izquierdo con dos trayectorias, una de 20 centímetros hacia dentro que contornea el fémur y alcanza la cara externa del mismo, contunsionando el paquete vásculo-nervioso y produciendo destrozos en los músculos vasto interno, crural y vasto externo; y otra de 15 centímetros hacia afuera y ascendente que alcanza el fémur”. ¡Uf!, menos mal que no se trata del sobrino del todopoderoso Caballero, don Abel, sino de un torero de igual nombre, porque era duro imaginarse a Leiceaga o a Méndez Romeu tratando de cargarse a un rival con una navaja de Taramundi. Por suerte no hizo falta violencia, los propios militantes se negaron a darle su apoyo... ¡Maestro, ánimo y a recuperarse pronto!

 El circuito de velocidad de Lugo

LOS tiempos cambian. Antes se decía: “Para comer, Lugo”; ahora se puede decir: “Para correr, Lugo”. En solo seis días, del 9 al 15 de mayo, la Guardia Civil de Tráfico impuso en las carreteras convencionales de esa provincia 540 multas por exceso de velocidad. Como alguno de los infractores sea José RamónO GarañónGómez Besteiro, la jueza PilarPermíteme que insistade Lara va a tardar dos segundos en abrir una nueva investigación por tráfico de influencias a toda velocidad. Al tiempo...

 Otro golpe de los Pujolone

¿SABEN aquel que diu que era un catalán tan catalán que no malgastaba ni el tiempo? Pues si no lo saben, diría Eugenio, solo tienen que pensar en los Pujolone, ya que Oleguer, uno de los hijos de don Jordi, mientras la justicia investiga el origen de la fortuna familiar en Andorra, ha gastado dos millones en deuda del Estado y acciones de Bankia para ir blanqueando el dinero que tenía en Panamá... ¡Pobre!, si España les roba, algo tendrá que hacer para defender sus cuartos, ¿no?

 Una precampaña sin folletos sobre los desafiuzamentos

EL empeño de los políticos en favorecer la producción de las fábricas de urnas, hace que sea difícil saber si ahora se desarrolla la precampaña, la campaña, la postcampaña... Debe de ser tiempo de precampaña, pues la palabra desahucio ha desaparecido del vocabulario de los políticos. Ni siquiera la pseudopeletera Silvia Cameán la utiliza. Los que están en el ajo –inside, que dicen los ingleses– recuerdan que había prometido editar y distrubuir unos folletos informativos para las personas en riesgo de desafiuzamento o que lo hubiesen sufrido, pero nunca más se supo de esos papeles. Una lengua de víbora jura y perjura que la concejala pasa tanto calor en su despacho desde que puso calefacción que los utiliza para abanicarse...

La nueva sorpresa de Fernández Díaz

SI Kafka viviese tendría que escribir una revisión de “La metamorfosis” y convertir a Jorge Fernández Díaz en su protagonista, pues se ha transformado de ministro del Interior en caja de sorpresas. Si la semana pasada descolocó al país entero al demostrar que es el único español de su edad que no vio centenares de películas de vaqueros –llamó apalaches a los apaches–, ahora ha provocado más desconcierto al afirmar que la corrupción es un fenómeno “muy limitado”... Para ser tan limitado buena factura le ha pasado a su partido en las urnas y a los policías que están bajo sus órdenes los tiene deslomados de tantos casos en los que tienen que intervenir. 

 Menos desempleo, pero también menos contratos

TERMINA el mes de abril con datos positivos en cuanto al número de desempleados registrados en la zona de Ferrol, 103 menos que en marzo, aun cuando destaque el rídiculo porcentaje de crecimiento de los contratos firmados, apenas un 0,5 por ciento en la misma comparativa. Parece que lo que más juega a favor es la caída en el número de demandantes de trabajo o de personas en edad de trabajar. Se puede así entender que el perfil de la población, con Ferrol como principal ejemplo, con una media de edad muy elevada, juega su parte –y de qué manera– en cuestión de estadísticas. Quien no demanda por pasar a la edad de jubilación o causar baja por incapacidad total permite aportar unas lecturas que no se correspondan con la realidad.

 Una lección magistral en la despedida del hermano mayor

PLETIKOSA permaneció alrededor de cinco meses en el Deportivo, pero, incluso sin saber ni una palabra de castellano, nunca se sintió desplazado. Tener a Manuel Pablo de compañero le hizo rejuvenecer y no sentirse el abuelo del vestuario, sino simplemente el hermano mayor. Por no hablar del día de su despedida: homenaje a Arsenio en el descanso del partido y después manteo de sus compañeros, como si fuese un juvenil. Pero lo mejor estaba por llegar y no se trató de sensaciones sino de palabras y fue él mismo quien las pronunció: “Víctor debe liderar el equipo con más fuerza y más autoridad”; “la convivencia no fue fácil. Hay cosas que se tienen que resolver en la familia”; “los jugadores y el cuerpo técnico tienen que hablar las cosas abiertamente, pero dentro del vestuario”. El que tenga oídos, que oiga. Ojalá a Pletikosa le quedasen aún diez años de carrera.