• Lunes, 24 de Septiembre de 2018

::::: MIERCOLES :::::

 Un pleno muy revelador

COLOSAL espectáculo el vivido el lunes en el salón de sesiones de María Pita. Rosa Gallego y Mar Barcón, curtidas en las artes de la dialéctica, castigaron con dureza a Iago Martínez, el jefe de gabinete del alcalde, a quien estaba dedicado el pleno, pero la triunfadora fue Avia Veira, que purga con su soledad unas culpas que no le corresponden a ella sino a los bloqueiros que la precedieron en el Concello, y que en menos de un año se ha confirmado como un gran valor de la política municipal. Del otro lado, los concejales de la Marea, nasía pa’ganá, más unidos que nunca –por la cuenta que le tiene– en la defensa de Martínez, que, emboscado en las sombra, como a él le gusta, comentaba la jugada en Twitter. Fue el turno de sus paladines y ¡ale hop! aparecieron la psicomotriz Claudia Delso y el escritor cinematográfico unicrédito José Manuel Sande... si llegan a formar parte del pelotón al que encargan salvar al soldado Ryan, los matan en la primera escena. Sin embargo, Martínez estaba feliz, tan feliz que publicó un tuit en el que celebraba que Delso iba a explicar “as declinacións do verbo...”. Apoteósico. Ahora los verbos se declinan, ya no se conjugan. ¡Cuánto se aprende leyendo “El señor de los anillos”!

 El apetito voraz de Pablo Iglesias

LUCIR no lo luce; al revés, tiene aspecto de sílfide, ni un esbozo de barriguita, pero PabloViva la GenteIglesias tiene más apetito que Gargantúa y Pantagruel juntos. Después de zamparse a Izquierda Unida, ha intentado devorar al PSOE, al menos en el Senado, formando una candidatura conjunta. Tal vez el botellín con el que se retrató con Garzón, no Baltasar, sino el tal Alberto, después de firmar el acta de matrimonio –civil, por supuesto– entre Podemos e IU no contenía cerveza sino Kina San Clemente que ¡da unas ganas de comerrrr! Sin embargo, la digestión no ha debido de ser plácida, ya que el camarada general, el antiguo Jemad José Julio Rodríguez, está pensando desertar, pues ni él quiere saber nada de los comunistas –aún va a resultar que Podemos es de extrema derecha– ni sus excompañeros de armas quieren saber nada de él y eso pesa en su bizarro corazón, que está más hecho al amor de la tropa que a experimentar el vacío en las salas de banderas.

 El Pulpo como el Garañón

LA operación “Pulpo”, que en contra de lo que pueda parecer no se refiere a la Diputación de Ourense sino a la de Lugo, vivió ayer una nueva entrega con la toma de declaración a Juan Carlos Fernández Pulpeiro, exjefe de protocolo de José RamónO GarañónGómez Besteiro cuando presidía el organismo provincial. ¿Quién instruyó el caso? Pilar Permíteme que insistade Lara. ¿Cuál es la estrategia de la defensa? Pedir la recusación de la jueza. O sea, como el día de la marmota, pero a lo bestia, porque además también se ventilan asuntos relativos a la corrupción política. 

 La industria choricera 

CHORIZOS hay de muchos lugares, Cantimpalos, Pamplona, Lalín... y en muchos ámbitos, la política, la banca, la magistratura... hasta en la enseñanza, donde se ha revelado como un valor emergente la exdirectora de un instituto de Bueu, que, al parecer, pagaba su ropa, su combustible, su comida... con una tarjeta de crédito del centro. Si se hubiese cortado los dedos en rodajitas, los alumnos habrían disfrutado en el recreo de unos bocatas de chorizo riquísimos.

 Las cuentas de la CEOE sobre la evolución del empleo

LO que podría ser el titular de la información suena bien: “La CEO calcula que la tasa de paro habrá bajado al 7,5% en 2025”. En menos de diez años el descenso habrá sido, por lo tanto, impresionante. Pero tiene trampa. La caída no supondrá que el número de puestos de trabajo se haya disparado, sino que para entonces la media de edad de los españoles será tan alta que la población activa representará un porcentaje muy pequeño. Esa hipotética situación causa alarma en la patronal, que se ha apurado a pedir a los partidos una reforma del Pacto de Toledo que asegure la sostenibilidad de sistema de pensiones y ¿qué tal si los empresarios piden también incentivos a la natalidad?

 El mimetismo hace estragos entre la oposición municipal de Santiago

EL portavoz municipal del PSOE en Santiago, Paco Reyes, dio la voz de alarma: “Compostela Aberta –que es la denominación de la Marea del Sar– no siente la ciudad”. Su homólogo del PP, el exconselleiro Agostiño Hernández, le hizo los coros: “El gobierno local no aprecia a Santiago”. ¿Y Martiño? Bien, gracias. A él con las redes sociales le llega para estar entretenido. Podría ser que con tanto fedellar en internet haya infectado con un virus informático los ordenadores de los grupos de la oposición y por eso digan lo mismo, pero da la impresión de que no es ese el origen de las acusaciones.

 Las tradicionales inundaciones de siempre

LAS lluvias perennes forman parte del paisaje gallego, aunque hubo quien se lamentó de que esta tierra no fuese Marbella o similares. Así que lo normal son las precipitaciones, por eso lo normal también es que se inunde la carretera de la Trinchera, el paseo de Caranza o el puente de As Cabras, por citar algunas de las tradicionales zonas para poner a prueba los coches anfibios o realizar un partido de kayak polo. No estaría de más que se incluyesen estas lagunas artificiales en los folletos turísticos o incluso en el dossier para patrimonio de la humanidad como estampa típica ferrolana. Ni este ni otros gobiernos se han preocupado de ver qué pasa para que haya inundaciones tras la caída de un abundante chaparrón.

 El cambio de Lendoiro

LA presencia de Lendoiro en el programa “Galicia en goles” de la Radio Galega prometía. Podía ser como el holocausto zombi. Sin embargo, ocurrió todo lo contrario. Elogió a Fran, con el que acabó mal; elogió a Arsenio, con el que acabó mal; elogió a Tino, con el que ya empezó mal... Recordó no ya al Lendoiro de los tiempos previos a sus visitas a Incosol, sino incluso al de antes de entrar en política, aquel que aún utilizaba alguna palabra amable y dominaba el sarcasmo... Todavía va a haber que recuperarlo para el Deportivo; no para que se encargue de cuestiones económicas, que de eso no tiene ni idea, sino de la parcela futbolística, que actualmente es un desastre y él domina como pocos.