• Jueves, 18 de Octubre de 2018

La moción condena a Soraya al poleiro del PP

 

TANIA Sánchez, exnúmero uno consorte de Podemos, estaba destinada a ser la número dos de Íñigo “El niño de San Ildefonso” Errejón en la candidatura a la Comunidad de Madrid, pero no lo será; se cayó al número tres. Su vida es, por lo tanto, un problema matemático, de números cardinales, esos que se cuentan tocando con la yema del pulgar la de los otros dedos de manera sucesiva. Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias, hombre más de letraas –¡las que va a tener que pagar por el chalé!– que de ciencias, decidió ayudarle a resolver las cuestiones algebraicas y la envió al poleiro del Congreso, donde está más tranquila. Si es discreta hasta podrá montar allí de estranjis una pasantía y darle clases a la niña Soraya, que ha quedado relegada a la segunda fila de la bancada popular. No es el gallinero –una señorita del PP no está para tratar con bichos–, pero casi, casi. Su enemiga íntima, María Dolores de Cospedal, que sigue en la pole, se parte de risa. FOTO: cospedal y soraya dan palmitas | aec