martes 24/11/20

El negro futuro del blanco Puigdemont

CEPHAS Bansah no suena a nombre de rey, pero lo es. Así se llama el monarca de Ghana, que no vive en su país, sino en Alemania, donde regenta un taller de automóviles. Se pasa el día colgado del teléfono móvil, atendiendo a un ministro que le informa de un problema tribal o explicando a un conductor que la avería de la junta de la trócola se complicó y el coche no estará listo hasta el día siguiente. Asegura que su objetivo es demostrar a sus súbditos qué es el gobierno 4.0 y apostilla: “Yo puedo viajar a mi país cuando quiera. Puigdemont, no, porque corre peligro de que lo detengan”. Mejor una monarquía que una república. FOTO: cephas bansah, en su taller | Answers Africa

Comentarios