miércoles 27/1/21

El negro panorama que tiene por delante la Marea

soplan malos tiempos para los mareantes coruñeses, que últimamente no dan abasto con la cantidad de frentes que tienen abiertos. De entrada, Ferreiro se tuvo que poner al final farruco y anunciar que si los okupas no salen de la Comandancia los hará salir él. Son muchos los que creen que se trata de un farol, ya que entre a xente do común no gustaría nada la foto de la Policía sacando por la fuerza a los antisistema, más que nada porque, supuestamente, la Marea iba a ser su voz. Por si esto fuera poco, lo de adalides de la transparencia se les ha caído después de que se haya descubierto la compra, nada clara, de un par de pisos a uno de los firmantes del manifiesto de la formación, como si de un pago por los favores recibidos se tratara. Uno de los pisos ya se ha demostrado que no cumplía los requisitos y ahora será el Consello Consultivo el que dirá si el otro también se metió con calzador en la operación. Y, además, queda por ver el puesto en el que quedan los municipalistas en la guerra civil que se vive en En Marea. Vamos, que les crecen los enanos... FOTO: Ferreiro y los suyos camino del pleno | aec

Comentarios