• Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Pleno al quince en un control de tráfico

seguro que los agentes de la Policía Foral de Navarra que realizaron el test de alcoholemia y drogas a un conductor que dio positivo en todos los estupefacientes que se analizan (cannabis, anfetaminas/metanfetamina, cocaína y opiaceos), además de en alcohol, todavía siguen ojipláticos. No es normal semejantes alardes de falta de cerebro en un conductor que se ha encontrado con una multa de 2.000 euros y la pérdida de doce puntos del carné. Es decir, que como no tuviera los quince (esos tres adicionales que dan por buena conducta al volante a lo largo de los años), tendrá que pasar por la autoescuela para ser “reeducado”. Pero por si esto no fuera suficiente, en el coche viajaban un total de seis personas y todas ellas sin el cinturón de seguridad, lo que le ha supuesto otros doscientos euros más de multa.