viernes 22/1/21

Prohibido el coche grande en Lugo

DICEN que el tamaño no importa, pero vaya si importa. Restarle trascendencia es el consuelo que queda a aquellos a quienes la naturaleza dotó con unos atributos un tanto reducidos. Pero en asuntos de centímetros los que peor lo llevan son los lucenses. No, no se trata de que por algún extraño motivo su órgano viril sea ridículo, las ridículas son las plazas de los aparcamientos subterráneos de la ciudad. Al parecer, la concesionaria de tres parkings fue mangando un poquito de aquí, otro poquito de allí y se montó treinta plazas de más que lleva explotando por la cara 32 años. Como para tener un haiga.

Comentarios